Los segovianos han querido otorgar el reconocimiento al policía segoviano que perdió su vida, víctima del terrorismo, a manos de ETA en 1976. Por ello el Pleno Municipal del Ayuntamiento de Segovia ha aprobado por unanimidad la dedicación de la calle Cantarranas del barrio de Madrona al policía Jesús María González Ituero, donde nació. La Corporación Municipal ha aprobado la instalación de una placa en la casa en la que el policía nació cuya inauguración se realizará en un acto solemne.

La familia del policía, que se encontraba presente en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Segovia, ha sido testigo del agradecimiento que la concejala socialista Marisa Delgado ha querido realizar a “una vida dedicada a la democracia”, como señalaba.

González Ituero fue secuestrado con tan sólo 20/25 años junto a su compañero José Luis Martínez en abril de 1976 en la localidad fronteriza francesa de Hendaya aunque sus cadáveres no fueron encontrados hasta un año después en 1977 y en la zona costera de Anglet.