El precio medio de los vehículos usados registró un descenso en Castilla y León durante 2010 del 2,5 por ciento, hasta los 10.377 euros, frente a una bajada en España del 2,1 por ciento, con 12.013 euros, según los últimos datos recogidos por la plataforma de vehículos online AutoScout24.

Por comunidades autónomas, Cantabria y la Comunidad Foral de Navarra fueron las dos regiones que marcaron los precios más altos al cierre del pasado año, con 14.660 y 13.936 euros, respectivamente, mientras que Extremadura (9.131 euros) y Castilla y León (10.377 euros) fueron las que presentaron unos precios más bajos.

A lo largo del año los mayores descensos se localizaron, por este orden, en Asturias (-3,1 por ciento), Extremadura y Baleares (-2,9 por ciento), la Comunidad Valenciana (-2,7 por ciento), Andalucía (-2,6 por ciento), Castilla-La Mancha y Castilla y León (-2,5 por ciento en ambos casos), Navarra (-2,4 por ciento) y Canarias (-2,2 por ciento). Por el contrario, las regiones que experimentaron una caída menos acusada en el precio de sus coches usados fueron Madrid y La Rioja (-2 por ciento en ambos casos), Aragón (-1,9 por ciento), Cantabria (-1,8 por ciento), Murcia, Galicia y País Vasco (-1,7 por ciento cada una) y Cataluña (-1,2 por ciento).

Por provincias y en términos absolutos, el precio medio de los vehículos usados se situó en Zamora en los 11.697 euros, en Salamanca en 11.674, en León, en 10.979, en Valladolid en 10.346, en Segovia en 10.279, en Palencia en 9.902, en Ávila en 9.855, en Burgos en 9.784, y en Soria en 8.876.

En términos relativos, los precios bajaron un 3,7 por ciento en Segovia, un 3,1 por ciento en Palencia, un 2,8 por ciento en Zamora, un 2,7 por ciento en León, un 2,6 por ciento en Burgos, un 2,3 por ciento en Valladolid, un 1,8 por ciento en Salamanca, un 1,3 por ciento en Ávila, y un 1,2 por ciento en Soria.

La compañía, que mueve el 40 por ciento de los vehículos de ocasión que se comercializan en España, explica que durante el pasado año alrededor del 55 por ciento de las operaciones de compraventa de vehículos de segunda mano se canalizaron, principalmente, a través de particulares, con unidades de más de ocho años de edad, un rodaje por encima de los 100.000 kilómetros y un precio de hasta 3.000 euros.

Por el contrario, las transferencias de vehículos seminuevos o de corta edad fueron limitadas en 2010 debido a la ausencia de una oferta atractiva (apenas un uno por ciento), ya que los agentes de ‘renting’ y ‘rent a car’ -principales proveedores de vehículos de ocasión de edad reducida- optaron un año antes por alargar la vida de sus flotas en lugar de invertir en su renovación, por lo que suministraron un volumen de vehículos por debajo del esperado.

 

Un buen año

Según AutoScout24, el año 2010 se despidió con un claro cambio de tendencia en las curvas de ventas de vehículos nuevos y usados ya que, si bien hasta la fecha ambos mercados corrieron siempre en paralelo, por primera vez se detectó un ascenso de las transferencias de usados frente a la caída de nuevos, lo que propició una relación d

e ventas vehículo de ocasión frente a nuevo de 1,6 a 1.

Según las previsiones de Ganvam, los usados cerraron 2010 con unas ventas de 1.475.000 unidades, lo que supone un crecimiento del cinco por ciento, gracias al impulso de los particulares que encontraron en él una alternativa al tradicional vehículo nuevo, lastrado por la escasez de crédito de las entidades financieras, el empobrecimiento de las economías domésticas y las restricciones del mercado laboral.

De esta forma, la plataforma online vaticina al mercado de usados un gran potencial de crecimiento de cara al futuro, alimentado no sólo por la coyuntura económica de crisis, sino también por la mayor calidad y profesionalización de un sector que día a día está ganándose la confianza de los usuarios. Tal es así que, según las previsiones de AutoScout24, el precio medio de este tipo de vehículos podría repuntar cerca de un cuatro por ciento durante el próximo ejercicio, lo que rom

pería la tendencia bajista registrada en los últimos años.

Coches más baratos y usados

La virulencia de la crisis durante el pasado año atrajo a muchos automovilistas al mercado de usados en busca de mejores precios, lo que explica cómo la edad media de estos vehículos se elevara en casi un ocho por ciento, hasta situarse prácticamente en los siete años de antigüedad. Esto justifica que actualmente el 40 por ciento del parque automovilístico español supere los diez años, frente al 36 por ciento del año anterior.

Este aumento de la popularidad de los «coches mileuristas» -el 76 por ciento de las operaciones corresponden a este tipo de vehículos, según Ganvam- se refleja también en el rodaje medio, que se incrementó un 6,6 por ciento, sobrepasando así los 92.600 kilómetros por vehículo. Por su parte, la cilindrada se mantuvo prácticamente estable (+0,2 por ciento), en torno a los 2.130 centímetros cúbicos, mientras que la potencia media se redujo en un 1,6 por ciento, hasta los 138,8 CV.

Los datos de AutoScout24 señalan, asimismo, que los vehículos de motorización de gasolina incrementaron ligeramente su cuota de mercado (+1,2 por ciento) respecto a los impulsados por diésel, aunque el gasóleo continúa siendo el combustible más común dentro de la oferta de usados (64,9 por ciento).