El número medio de afiliados extranjeros a la Seguridad Social en Castilla y León alcanzó los 60.260 en mayo de 2011, lo que supone un decrecimiento interanual del 1,93 %, según informó el Ministerio de Trabajo. En toda España, la media de afiliados extranjeros se situó en 1,84 millones de personas, un 2,13 % menos.

La cifra total de afiliados en Castilla y León representaba en mayo el 3,27 del conjunto nacional, con 30.221 procedentes de la Unión Europea y 30.040 de países no comunitarios. Por regímenes, se registraron en la Comunidad 39.321 afiliados foráneos que pertenecen al Régimen General, 8.629 al agrario, 6.397 relacionados con el empleo del hogar, 5.728 autónomos y 186 trabajadores de la minería. Respecto a la distribución por género, 34.704 fueron hombres y 25.556 fueron mujeres.

Por provincias, el número de extranjeros afiliados descendió en todas las provincias de la Comunidad Autónoma, excepto en Zamora y Palencia, donde crecieron un 2,91y un 1,53 % respectivamente, hasta los 3.437 y 3.191 afiliados extranjeros. Por el contrario, la cifra descendió en Ávila un 5,56 %, hasta los 3.532 afiliados; en Burgos, un 1,58 %, hasta los 12.441; y en León un 4,62 %, hasta los 8.233. En Salamanca se registró una caída en el número de afiliados extranjeros del 1,7 por ciento, hasta los 5.804; en Segovia, del 3,69 %, hasta los 7.582; en Soria, del 2,66 %, hasta los 4.057; y en Valladolid la caída fue del 0,21%, hasta los 11.984 afiliados extranjeros a la Seguridad Social.

Asimismo, de los 30.221 afiliados procedentes de la Unión Europea, 1.518 se apuntaron en la provincia de Ávila; 7.101, en Burgos; 3.179, en León; 1.288, en Palencia; 2.168, en Salamanca; 4.567, en Segovia, 1.537, en Soria; 6.541, en Valladolid y, 2.323, en Zamora. De los 30.040 extranjeros procedentes de estados no comunitarios que se afiliaron en la Comunidad, en Ávila se inscribieron 2.014; en Burgos, 5.340; en León, 5.053; en Palencia, 1.904; en Salamanca, 3.636; en Segovia, 3.015; en Soria, 2.520; en Valladolid, 5.444 y en Zamora 1.115.