La compraventa de viviendas disminuyó un 36,31 por ciento en Castilla y León durante el mes de mayo, cuando se registraron 1.589 transacciones frente a las 2.495 del mismo mes de 2010. Este porcentaje fue casi el doble del descenso registrado en el conjunto de España, del 18,33 por ciento, con 30.797 viviendas que cambiaron de propietario frente a las 37.711 de un año antes, según la Encuesta de Transmisiones de Derechos de la Propiedad publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El 53,93 por ciento de las compraventas inmobiliarias en mayo fueron de casas usadas y el 46,06 por ciento de nuevas. En concreto, de las 1.589 operaciones realizadas, 857 correspondieron a viviendas de segunda mano, lo que supone un descenso del 20,13 por ciento respecto al mismo período de 2010, frente a una bajada nacional del 13,93 por ciento. También la compraventa de viviendas nuevas experimentó una disminución, en este caso del 48,52 por ciento, mientras que en el conjunto de España bajó el 22,67 por ciento.

Por otra parte, la gran mayoría de las transacciones registradas en Castilla y León fue de viviendas libres, el 82,06 por ciento del total, con 1.304 casas cuyos derechos de propiedad se transmitieron, lo que supone un descenso del 37,6 por ciento respecto a mayo de 2010, por encima del registrado en todo el país, donde bajó un 20,66 por ciento, con 26.682 viviendas libres compradas durante el quinto mes de 2011.

En lo que se refiere a las protegidas, se registraron 285 compraventas en la Comunidad, un 29,62 por ciento menos, mientras que en el conjunto de España este tipo de operaciones inmobiliarias se incrementaron un 0,88 por ciento, hasta situarse en 4.115 transmisiones.

En total, 3.680 viviendas cambiaron de mano en mayo en Castilla y León, ya que a las 1.589 compraventas se sumaron 115 donaciones, 10 permutas, 868 herencias y 1.098 operaciones de otro tipo.

 

Datos provinciales

Respecto a las transacciones de viviendas en las nueve provincias de la Comunidad, descendieron en todas durante el quinto mes del año. Así, en Ávila se registraron 136 compraventas (132 de viviendas libres y 4 protegidas, de las que 77 eran nuevas y 59 de segunda mano), un 62,32 por ciento menos que en mayo de 2010; en Burgos, 264, un 35,45 por ciento menos (207 libres y 57 protegidas, 151 nuevas y 113 usadas), y en León, 236, un 46,48 por ciento menos (209 libres y 27 protegidas, 118 nuevas y 118 usadas).

Por su parte, en Palencia hubo 130 compraventas de viviendas (119 libres y 11 protegidas, 58 nuevas y 72 usadas), un 22,15 por ciento menos; en Salamanca, 193 (162 libres y 31 protegidas, 80 nuevas y 113 usadas), un 36,09 por ciento menos, y en Segovia, 94 (87 libres y 7 protegidas, 29 nuevas y 65 usadas), un 22,95 por ciento menos.

Por último, en Soria se registraron 72 operaciones (49 viviendas libres y 23 protegidas, 24 nuevas y 48 usadas), un 8,86 por ciento menos; en Valladolid, 395 (279 libres y 116 protegidas, 169 nuevas y 226 usadas), un 21,47 por ciento menos, y en Zamora, 69 (60 libres y 9 protegidas, 26 nuevas y 43 usadas), un 37,83 por ciento menos.

 

Fincas

Por otra parte, durante el mes de mayo se inscribieron en los registros de la propiedad de Castilla y León 14.185 transmisiones de derechos de propiedad de fincas, de las que 6.518 eran rústicas, el 45,94 por ciento, y el resto urbanas. De éstas, 3.680 correspondieron a viviendas, mientras que 1.046 eran solares y 2.941 otras fincas urbanas.

En concreto, en Ávila se produjeron 1.022 transmisiones de fincas; en Burgos, 2.660; en León, 2.167; en Palencia, 1.102; en Salamanca, 2.016; en Segovia, 1.122; en Soria, 1.136; en Valladolid, 1.969, y en Zamora, 991.