El precio de la vivienda usada en Castilla y León se mantuvo estable en enero, al registrar una ligera caída del 0,3 por ciento, al pasar de los 1.808 euros por metro cuadrado de diciembre a los 1.803 euros actuales, según el índice inmobiliario, mientras que en España se situó en los 1.409 euros, la misma cifra que un mes atrás.

Así, las nueve provincias de la región vieron como sus precios se redujeron pero de forma ligera. Segovia fue la que más cayó, con un 1,2 por ciento (1.900 euros por metro cuadrado); seguida de Zamora, con un uno por ciento (hasta los 1.460); Palencia, con una rebaja del 0,8 por ciento (1.548); Ávila y Burgos, con un -0,6 por ciento (y 1.477 y 1.976 euros, respectivamente); Salamanca, con un 0,5 por ciento menos (2.031); Soria y Valladolid, ambos con -0,1 por ciento (1.876 y 1.955 euros); y, por último, León, que se mantuvo estable, con 1.486 euros por metro cuadrado.

Por capitales, la mayor rebaja se registró en Segovia, con un 1,6 por ciento menos (2.469 euros). A continuación, Ávila, con un -1,3 por ciento (1.786), y León, con -1,1 por ciento (1.802 euros); les sigue Salamanca, con un 0,9 por ciento menos (2.355 euros); Zamora, con una caída del 0,7 por ciento (1.664 euros); Burgos, con un 0,5 por ciento menos (2.252 euros); Soria, con -0,3 por ciento (1.984); Palencia, con un 0,8 (1.548 euros), y Valladolid, que con un 0,1 por ciento menos fue la capital provincial que acusó un menor descenso, hasta los 2.105 euros por metro cuadrado.