La producción editorial aumentó de forma significativa en Castilla y León durante 2010 tanto en número de ejemplares como de títulos. Según información difundida por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el año pasado se publicaron en la Comunidad 5.681.000 ejemplares, un 18,6 por ciento más que el ejercicio anterior (4.790.000), mientras que el volumen de títulos publicados pasó de 2.495 en 2009 a 2.744 en 2010, con un incremento del 10 por ciento.

A nivel nacional, el volumen de ejemplares publicados ascendió a 132,1 millones de ejemplares editados en 2010 frente a los183,9 millones en 2009, lo que supuso un descenso del 28,1 por ciento. Asimismo, el número de títulos editados fue de 76.206, un 2,3 por ciento más que el año anterior. Esta cifra fue la segunda más alta de la última década, tras la registrada en 2008. Este total englobó tanto las primeras ediciones (con 69.901 títulos, un 1,5 por ciento más), como las reediciones (con 6.305 títulos y un aumento del 11,6 por ciento). Diferenciando entre libros y folletos, el número de títulos de libros editados subió un 4 por ciento, llegando a 67.800, mientras que los folletos registraron un descenso del 9,7 por ciento (8.406 títulos).

Castilla y León se encuentra entre las cinco comunidades con mayor producción editorial el pasado año, siendo la Cataluña (con 20.871 títulos y 47,3 millones de ejemplares) y la Comunidad de Madrid (con 24.999 títulos y 44,73 millones de ejemplares) las regiones que concentran el 69,7 por ciento de la producción de ejemplares y el 59,8 por ciento de los títulos. Por detrás se situaron Andalucía (con 9.303 títulos y 8,69 millones) y la Comunidad Valenciana (con 4.509 títulos y 5,9 millones de ejemplares). Con su quinto puesto, Castilla y León adelanta dos posiciones en el ranking respecto a 2009, cuando también la superaban Galicia y el País Vasco.

En el conjunto nacional, el número de ejemplares editados se sitúa en el nivel más bajo de los diez últimos años, con 132 millones de ejemplares, muy lejos de los 183,87 millones de 2009, y más aún de los 281 millones que se contabilizaron en 2005. En cuanto a la tirada media, en el conjunto del país ha pasado de 4.420 ejemplares por cada título en 2005, y 2.470 en 2009, a los 1.734 que se contabilizaron en 2010, un 30 por ciento menos en la tasa interanual

Por provincias, la producción editorial por títulos se redujo un 17,5 por ciento en Soria (con 33 volúmenes diferentes) y un 7 por ciento en Segovia (con 92 títulos), mientras que aumentó en el resto. Así, la mayor subida se registró en Burgos, con un 25,31 por ciento (con 198 títulos); seguido de Salamanca, con un 21 por ciento más (708); Zamora, con un 16,2 por ciento (86); Ávila, con un 12,65 por ciento (89); Palencia, con un 8,4 por ciento (168); León, con un 7 por ciento (715); y Valladolid, con un 2,8 por ciento (655 títulos).

Por lo que respecta al volumen de ejemplares, disminuyó un 37,3 por ciento en Soria (con 37.000); un 27,36 por ciento en Burgos (223.000); un 18 por ciento en Palencia (263.000) y un 16,16 por ciento en León (1,9 millones). La subida más significativa con mucha diferencia se produjo en Valladolid, con un 170,16 por ciento más que en 2009 (hasta superar los 2 millones de ejemplares); a continuación aparecen Ávila, con un 33,3 por ciento más (88.000 ejemplares); Salamanca, con un 13,7 por ciento (914.000); Zamora, con un 6,2 por ciento (86.000); y Segovia, con un 9,8 por ciento más hasta los 129.000 ejemplares.