El paro se incrementó muy ligeramente en Castilla y León un 0,05 por ciento en agosto respecto a julio, de modo que la cifra de desempleados subió en 85 personas, hasta situarse en las 180.117 en la Comunidad. Esta mínima variación fue porcentualmente más baja que la nacional, donde el paro creció un 1,56 por ciento, con 61.083 desempleados más que en el séptimo mes del año, hasta totalizar 3,9 millones. Sólo en La Rioja, Melilla, Ceuta, Canarias y Navarra bajó el paro, con porcentajes del 2,54, 1,81, 1,03, 0,71 y 0,18 por ciento, según los datos hechos públicos hoy por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

Los mayores incrementos mensuales del volumen de parados se produjeron en Cataluña (3,10 por ciento), País Vasco (2,75 por ciento), Murcia (2,53 por ciento), Extremadura (2,50 por ciento), Castilla-La Mancha (2,28 por ciento), Comunidad Valenciana (1,98 por ciento) y Asturias (1,79 por ciento). Por debajo del incremento de la media nacional, aparecen regiones como Andalucía (1,54 por ciento), Madrid (1,27 por ciento), Baleares (1,24 por ciento), Galicia (0,83 por ciento) y Aragón (0,52 por ciento), con Castilla y León como la autonomía donde menos subió el paro, salvo las cinco donde se registraron caídas.

En cuanto a los datos interanuales, el paro aumentó en la Comunidad un 12,68 por ciento, con 20.274 personas más en las listas del INEM, una subida de 3,3 puntos por encima de la del conjunto de España, donde creció un 9,38 por ciento, en 340.581 trabajadores.

El aumento del desempleo en los últimos doce meses repercutió en la totalidad de las comunidades autónomas, encabezadas en términos porcentuales por la ciudad autónoma de Melilla, donde subió un 19,71 por ciento en relación a agosto del año pasado (1.667 personas más); seguida de Castilla-La Mancha, con un crecimiento del 14,26 por ciento (24.122 parados), Murcia, con un 13,21 por ciento (14.886 más); Ceuta, con el 12,98 por ciento (1.147 desempleados más) y la propia Castilla y León.

Sectores

En cuanto a los sectores productivos, el mayor número de desempleados se registró en los servicios, 94.473; seguido por la construcción, 31.483; el colectivo sin empleo anterior, 24.716; la industria, 22.932; y la agricultura, 6.513. En la evolución mensual, el paro se redujo en 298 personas en la construcción y en 87 personas en la agricultura, mientras que aumentó en 328 personas en el sector servicios, en 97 en el colectivo sin empleo anterior, y en 42 en la industria.

Evolución provincial

En cuanto a la evolución provincial, el paro bajó en todas las provincias respecto a julio salvo en Valladolid, donde creció el 1,99 por ciento con 166 nuevos desempleados, y en Burgos, donde el incremento fue del 0,98 por ciento con 234 nuevos parados. La caída mensual en el paro la lideró en la autonomía Segovia, con el 2 por ciento y 184 desempleados menos, seguida de Zamora (retroceso del 1,19 por ciento, y 166 parados menos), Ávila (1,12 por ciento, 155 parados menos), Palencia (1 por ciento, 113 menos), Soria (0,72 por ciento, 33 menos), Salamanca (0,67 por ciento, 189 menos), y León (0,30 por ciento, 105 menos).

En la variación interanual, el paro creció en las nueve provincias, con un crecimiento más acusado en el caso de Ávila (21,10 por ciento, 2.389 parados más), seguida de Segovia (20,82 por ciento, 1.552 desempleados nuevos), Soria (19,44 por ciento, 737), Zamora (15,49 por ciento, 1.852), Burgos (14,39 por ciento, 3.020), Salamanca (13,91 por ciento, 3.441), Palencia (10,65 por ciento, 1.080), León (8,94 por ciento, 2.873), y Valladolid (8,92 por ciento, 3.330).