El padrón de Segovia ha perdido un total de 273 inscritos entre el 1 de enero de 2010 y el 1 enero de 2011, lo que supone una bajada del 0,17 por ciento, hasta alcanzar los 163.995 personas empadronadas. una cifra que sigue la bajada del padrón de Castilla y León, que perdió en la misma temporada un total de 3.773 inscritos, lo que supone una bajada del 0,1 por ciento. Ambas cifras, contrastan con la evolución registrada en España, donde creció en casi 129.788 personas, lo que significa un 0,3 por ciento más. De esta forma, la Comunidad cuenta con 2,55 millones de castellanos y leoneses, mientras que el conjunto nacional sube hasta los 47,15, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Las provincias de Valladolid, Burgos y Ávila consiguieron un repunte de su población. Concretamente, la provincia vallisoletana lo hizo en 1.002 personas, lo que representa un ligero aumento del 0,19 por ciento y se sitúa en 534.642. También, en Burgos aumentó un 0,16 por ciento el número de habitantes, es decir, 613, por lo que la cifra total se quedó en los 375.439. Mientras, en Ávila el incremento fue más débil, en concreto, del 0,09 por ciento, hasta los 172.049, al conseguir 153 habitantes. 

En este último año, la provincia que experimentó peor resultado en términos absolutos en cuanto a número de empadronamientos fue León, donde desaparecieron de este registro un total de 2.345 personas, el 0,47 por ciento menos que el 1 de enero de 2010, hasta un total de 496.939. Le siguió Palencia y Salamanca, con 971 y 934 habitantes menos, respectivamente (-0,56 y -0,26 por ciento), con lo que registran un padrón de 171.539 y 352.685 habitantes.

A continuación, la provincia que más perdió fue Zamora, con 833 personas menos (-0,43 por ciento), hasta las 193.381; seguida de Segovia, con 273 menos (-0,17 por ciento), hasta alcanzar las 163.995; y Soria, que perdió a 185 habitantes (0,19 por ciento) y se queda en 95.258.

Además, el número de ciudadanos extranjeros aumentaron un 1,2 por ciento en el periodo de estudio. El aumento fue generalizado en todas las provincias salvo en León, donde se registró un descenso del 1,02 por ciento. Así, Ávila anotó una variación interanual del 5,84 por ciento; Burgos, del 0,51 por ciento; Palencia, del 2,69 por ciento; Salamanca, del 0,37 por ciento; Segovia del 0,29 por ciento; Soria, del 1,95 por ciento; Valladolid del 1,62 por ciento y Zamora, del 4,54 por ciento.

Las comunidades autónomas que registraron los mayores aumentos en términos absolutos entre el 1 de enero de 2010 y el 1 de enero de 2011 fueron Andalucía con (44.515), Cataluña (22.870) y la Comunidad de Madrid (22.830 personas). Por el contrario, cuatro comunidades redujeron su padrón: Castilla y León (3.773 personas), Galicia (3.137 personas), Principado de Asturias (2.993 personas) y Aragón (1.963 personas).

En términos relativos, los mayores incrementos de población se produjeron en las ciudades autónomas de Melilla (3,2 por ciento) y Ceuta (dos por ciento), así como en Castilla-La Mancha y Comunidad Foral de Navarra (ambas con un 0,7 por ciento). La mayor reducción de población en términos relativos se dio en Asturias (con un menos 0,3 por ciento).

 

Grupos de edad

El 49,3 por ciento del total de empadronados son varones y el 50,7 por ciento son mujeres, según los datos provisionales a 1 de enero de 2011. Entre los españoles hay más mujeres (51 por ciento), mientras que entre los extranjeros hay más varones (52,2 por ciento). Por edades, el 15,7 por ciento de la población tiene menos de 16 años, el 41,8 por ciento tiene entre 16 y 44 años y el 42,5% tiene 45 ó más años.

Del total de 2.555.742 -1.536.699 hombres y 1.654.180 mujeres-. Además, pertenecen en Castilla y León al grupo de edad de cero a 15 años, 326.032; mientras de 16 a 44 años, se contabilizan 954.093; de 45 a 64 años, 691.839 y de 65 o más, 583.788.

 

Extranjeros

La proporción de ciudadanos extranjeros sobre el total de la población residente en España se situó en el 12,2 por ciento, alcanzando la cifra total de 5,73 millones, según los datos provisionales del Padrón a 1 de enero de 2011. En Castilla y León, suman 171.554 habitantes, lo que equivale al 6,7 por ciento del tot