La fuerte afluencia de turistas que han llegado a Segovia con motivo de la celebración del Puente del 12 de octubre obligó a la Policía Local a cortar el tráfico por el casco antiguo el sábado, para evitar colapsos en sus estrechas calles. Además, algunos de los aparcamientos subterráneos se llenaron a media mañana y la mayoría de las plazas de estacionamiento en superficie se completaron, según informaron fuentes municipales.

 

La actividad está siendo más alta en restaurantes que en hoteles, según indicaron desde la Agrupación Industrial de Hosteleros Segovianos (AIHS), quienes añadieron que también en la provincia se ha notado una mayor actividad en las casas rurales. Las oficinas de atención al turismo tienen una intensa actividad sobre consultas de lugares que visitar y donde comer. Los principales restaurantes se encuentran al completo y algunos tienen sus reservas hechas hasta después de las cinco de la tarde, según indicó, por ejemplo, José María Ruiz, gerente del restaurante José María.

 

Desde la Subdelegación del Gobierno y desde Iberpistas habían advertido del aumento del tráfico en las carreteras estos días, por lo que se habilitó una operación especial que terminará el lunes 12 por la tarde.