El año pasado Castilla y León ha mejorado su aportación al conjunto de la oferta de empleo generada en España, al ser la responsable del 6,5 por ciento, mientras en 2009 aportó el 5,49 por ciento, según se desprende de el informe elaborado por Infoempleo.com con la colaboración de Adecco.

Este informe recoge que Valladolid en 2010 ha sido la provincia más activa de la Comunidad, ya que ha tenido el 30,76 por ciento de las ofertas de empleo, seguida de Burgos con 21,37 por ciento, León con 17,44 por ciento y Salamanca con 7,06 por ciento. Entre estas cuatro provincias sumaron más del 76 por ciento del total generado en Castilla y León. Las cifras más bajas se han registrado en Zamora con 5,5 por ciento, Palencia con 5,38 por ciento, Soria con 4,2 por ciento, Segovia con un 4,16 por ciento y Ávila con 4,12 por ciento.

Los sectores y puestos, los más relevantes han sido la alimentación con el 7,16 por ciento de la oferta. Seguida por el comercio, la construcción, la industria, los recursos energéticos, la enseñanza y la automoción, que en total sumaron más del 41 por ciento de la oferta generada.

El mejor comportamiento lo tuvieron los puestos de comercial, dependiente, administrativo, técnico comercial y auxiliar administrativo. Estas cinco posiciones acapararon más del 46 por ciento del total de la oferta de empleo.

La demanda de titulados, más del 46 por ciento no exigía titulación, el 18 por ciento requería Formación Profesional y casi el 35 por ciento demandaba título universitario. Por esto, las primeras posiciones las ocuparon ingeniero técnico industrial, médico, economista y administración y dirección de empresas.