Segovia ha ganado 114 trabajadores autónomos en lo que va de año, ya que las altas de afiliación son de 1.174, un 9,1 por ciento más; y las bajas están cifradas en los primeros 7 meses de 2012 en 1.060 trabajadores por cuenta propia, un 5 por ciento más.

En la Comunidad, en los siete primeros meses de 2012 se produjeron 17.870 altas en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) en Castilla y León, lo que representó un aumento del 8,4 por ciento con respecto al mismo periodo del año pasado, es decir, 1.379 más frente a las 16.491 de 2011. Por el contrario, se registraron 18.278 bajas de enero a julio, 1.719 más, lo que supuso un 10,4 por ciento. Por lo tanto, hubo una perdida de afiliación de 408 trabajadores por cuenta propia, según los datos recabados por la Asociación regional de Trabajadores Autónomos (ATA CyL).

En este mismo periodo, la evolución nacional fue similar a la regional. Así, de enero a julio de 2012 se realizaron en España 358.506 altas en el RETA, un siete por ciento más, mientras que bajas se elevaron un 10,8 por ciento hasta 368.955.

En el resto de provincias, el número de autónomos se incrementó en las nueve de la Comunidad, encabezadas por Burgos, con 2.860 nuevas altas en los siete primeros meses del año, un 21,1 por ciento más que en el mismo periodo del 2011. Le siguieron Salamanca, con 2.482 altas, un 13,7 por ciento más; Valladolid, con 3.557, un 8 por ciento más; Ávila, con 1.378, un 7,3 por ciento más; Zamora, con 1.369, un 2,9 por ciento más; Palencia, con 1.046, un 2,1 por ciento más; León, con 3.422, un 1,8 por ciento más, y Soria, con 582 personas, un 1 por ciento más.

Por su parte, las bajas de afiliados al RETA también se elevaron en esos meses en todas las provincias. En este caso, fue Ávila la que registró una pérdida mayor, con 1.477 trabajadores por cuenta propia menos,un 15,8 por ciento. Le siguieron Valladolid, donde aumentaron un 14,6 por ciento hasta 3.878; Burgos, con 2.823, un 13,5 por ciento más; Salamanca, con 2.387, un 10,6 por ciento más; Palencia, con 1.138, un 9,8 por ciento más; León, con 3.495, un 6,5 por ciento más; Zamora, con 1.391, un 6,1 por ciento más;; Soria, con 629, un 2,4 por ciento más.

Desde la Asociación de Trabajadores Autónomos de Castilla y León mostraron su “preocupación” porque el importante incremento de altas “no ha sido suficiente para frenar la sangría de bajas”. Su presidenta, Soraya Mayo, consideró que “no sólo hay que apoyar a quien emprende, sino también articular medidas que creen un entorno favorable para que los autónomos puedan realizar su actividad y no sigan aumentando el numero de bajas”. “Si importante es que cada día 85 valientes nuevos emprendedores se dan de alta como autónomos, no nos podemos permitir el lujo que 87 trabajadores por cuenta propia causen baja”, concluyó.