La población de Castilla y León decreció en el último año un 0,54 por ciento, hasta los 2,49 millones de personas, frente al incremento registrado en España del 0,3, que sitúa el total en más de 46 millones. Según las estimaciones de población actual difundidas por el Instituto Nacional de Estadística (INE) a fecha 1 de abril, el número de habitantes de la Comunidad descendió en 13.567 personas en los últimos 12 meses, principalmente en Segovia, donde el censo cayó un 1,46 por ciento.

En ese sentido, en Castilla y León el número de hombres (1.232.713) es ligeramente inferior al de mujeres (1.264.657). Además, ambos sexos registraron descensos del 0,73 para los hombres y del 0,35 por ciento para las mujeres. A nivel nacional, la estadística del INE recoge que el número de personas de sexo masculino se incrementó un 0,13 por ciento, mientras las féminas lo hicieron en un 0,48 por ciento.

Asimismo, Valladolid fue la única provincia de la Comunidad Autónoma donde la población creció en el último año. El 1 de abril de 2009 había 524.074 vallisoletanos, cifra que aumentó un 0,15 por ciento hasta elevar su población hasta las 524.862 personas. Por el contrario, la población de la provincia segoviana (159.735) fue la que registró el mayor descenso de la Comunidad al pasar de 162.103 a los 159.735 habitantes.

Le sigue la población abulense que retrocedió un 1,14 por ciento al pasar de los 170.129 hasta los 168.187. La tercera mayor caída correspondió a la población zamorana. Esta provincia suma a fecha de 1 de abril un total de 192.042 personas frente a los 193.654 de hace un año, lo que significa que descendió en un 0,83 por ciento. Similar caída experimentó Palencia, ya que sufrió una disminución del 0,81 por ciento. Cuenta con un total de 169.082 personas frente a los 170.479 de hace un año.

También Burgos perdió población, en concreto, un 0,74 por ciento, ya que el total se sitúa en 363.707 personas. La sexta mayor caída fue provocada por los salmantinos ya que en esta provincia la población decreció un 0,57 por ciento ya que su censo recoge 2.000 personas menos, lo que deja la cifra total en 345.527. A continuación, se coloca la provincia leonesa con una población de 481.274 personas frente a las 483.337 de hace un año, por lo que la caída experimentada es del 0,42 por ciento. Por último, Soria fue la que registró la menor caída (-0,25 por ciento).

 

Por sexos

Por otra parte, la comparativa del censo por sexos, se aprecia que el número de hombres y mujeres retrocedió en todas las provincias, excepto en Valladolid. En esta última, el número de personas de sexo masculino creció ligeramente, en concreto, un 0,03 por ciento, mientras las féminas experimentaron un incremento del 0,26 por ciento. Sin embargo estas cifras siguen siendo inferiores al crecimiento por sexos del conjunto del país.

El número de hombres disminuyó más en Segovia (-2,15 por ciento) y menos en Soria (-0,41 por ciento). En Ávila, descendió un 1,39 por ciento; en Burgos un 1,08 por ciento; en León un 0,55 por ciento; en Palencia un 0,91 por ciento; en Salamanca un 0,64 por ciento y en Zamora un 0,85 por ciento. Por el contrario, el número de mujeres abulenses descendió un 0,88 por ciento; el de burgalesas un 0,39 por ciento; el de leonesa un 0,3 por ciento; el de salmantinas un 0,72 por ciento; el de segovianas un 0,74 por ciento; el de sorianas un 0,09 por ciento y el de zamoranas un 0,81 por ciento.