Pocas ciudades pueden presumir de poseer un cinturón verde como éste, en el que hombre, geología y especies animales y vegetales, han forjado un paisaje de gran belleza e importancia medioambiental. La vieja ciudad de Segovia nació en la roca, la meseta caliza labrada por los dos ríos que la circundan: el Eresma y el Clamor o Clamores. Tal vez no haya panorámica más impresionante de la muralla de Segovia vista desde el fondo del valle del Clamores; fotografía más conocida del Alcázar que la que se observa desde la confluencia de ambos ríos y sonidos más agradables que los de la multitud de aves que habitan en la rica y variada vegetación.

Con el recorrido por ambos valles se pretende interpretar cada una de las láminas que se superponen en el paisaje, para hacerlo más comprensible. Así, con ayuda de monitores especializados y mediante la observación e identificación de plantas y animales; el estudio de la acción humana y la geología de la zona, esta ruta permitirá conocer las distintas especies de flora y fauna que habitan en esta zona para descubrir y disfrutar otra Segovia diferente: la ciudad de las huertas, las aves, la vegetación y la roca.

Esta ruta está especialmente programada para la participación de familias y público en general. Se pone en marcha, en una primera fase, esta primavera de 2010 durante los meses de abril, mayo y junio, con rutas programadas los domingos 18 y 25 de abril, 9 y 23 de mayo y 6 y 13 de junio. Se necesitará un mínimo de 15 personas y un máximo de 25 para realizar cada ruta guiada.

El recorrido tiene como punto de partida el centro “Los Molinos”, situado en el Puente de San Lorenzo, y su duración aproximada es de 3 horas, comenzando la actividad a las 10:30 h. Los interesados en participar pueden inscribirse en el centro “Los Molinos”, en el teléfono 921 43 37 95 o por correo electrónico en la dirección mailto:losmolinos@cajasegovia.es.