Las pernoctaciones en establecimientos hoteleros crecieron un 3,9 por ciento en Castilla y León en octubre sobre el mismo mes de 2009, por debajo de la media nacional que cerró la cifra con una subida del 9,9 por ciento. En concreto, la región pasó de registrar 695.912 pernoctaciones en el décimo mes del año pasado a las 723.739 de este, según los datos de coyuntura turística hotelera publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Por su parte, la estancia media de pernoctación se mantuvo en la Comunidad al volver a situarse en 1,71 días en octubre de 2010, mientras que en el conjunto del país pasó de 3,10 a 3,12 días. En cuanto a la cifra de viajeros, registró un aumento del cuatro por ciento, al cerrar octubre con 422.599 visitantes, frente a los 406.024 del año pasado.

Por provincias, siete vieron aumentar el número de pernoctaciones, mientras que en el resto disminuyeron. De este modo, entre las caídas, Soria fue donde las cifras más se desplomaron y pasaron de las 42.805 pernoctaciones de octubre de 2009 a las 37.262 de este año, un 12,9 por ciento menos. Ligeramente por debajo se situó Palencia, con un 5,1 por ciento menos, al pasar de 34.134 a 32.369.

En cuanto a las que crecieron, Ávila lo hizo en un 16,6 por ciento, al pasar de 47.740 a 55.675; algo que también se observó en Burgos, con un aumento del 7,1 por ciento, al pasar de 104.772 a 112.236 pernoctaciones, en León (7 por ciento más) al registrar este año 119.760 pernoctaciones, frente a las 111.897 del año pasado, Salamanca, que con 165.172 pernoctaciones (157.230 en 2009), aumentó un cinco por ciento, Segovia que se incrementa un 0,3 por ciento más (pasa de 68.101 a 68.362).

En lo que se refiere al número de viajeros, subió en las provincias de Ávila (22,1 por ciento), al pasar de los 26.521 de 2009 a los 32.387; en Burgos, donde pasó de los 64.604 a los 68.924 (6,6 por ciento); en León, donde experimentó un crecimiento del 9,5 por ciento (de 65.018 a 71.214); en Salamanca con un 3,7 por ciento (de 85.835 a 89.019), en Segovia, con un incremento del 5,7 por ciento (de 36.842 a 38.960), en Valladolid un 5,9 por ciento (de 57.161 a 60.573).

En el lado opuesto, vieron caer su número de viajeros en Palencia, un 9,9 por ciento (de 21.077 a 18.987); y Soria, que disminuyó un 19,7 por ciento (de 25.268 a 20.286).

 

Casi 2 días en Segovia

Por lo que respecta a la estancia media, que en Castilla y León se situó en los 1,71 días, se situaron por encima de la media regional las provincias de Ávila (1,72), Salamanca (1,86), Segovia (1,75) y Soria (1,84), mientras que por debajo el resto. Así, en Burgos la estancia media se situó en los 1,63 días; León (1,68); Palencia (1,70), Valladolid (1,62), y Zamora (1,58).

Por otro lado, en el mes de octubre había en Castilla y León 1.395 establecimientos hoteleros con un número de plazas estimado de 60.261. El grado de ocupación fue del 38,52 por ciento si se tiene en cuenta el número de plazas; mientras que por plazas de fin de semana el porcentaje subió al 47,4; y al 42,7 por habitaciones. Los establecimientos hoteleros de la Comunidad daban empleo en octubre a 7.962 castellanos y leoneses.

Finalmente, en el décimo mes del año la Comunidad registró un descenso del 2,7 por ciento en el índice general de precios, cuando el dato nacional fue también negativo, en un 1,4 por ciento. En cuanto al índice de ingresos, subió un 2,5 por ciento, frente a una subida en España del 7,3 por ciento en tasa interanual.