La vicepresidenta primera y consejera de Medio Ambiente, María Jesús Ruiz, inauguró la estación depuradora de la localidad de Turégano, con un presupuesto de 1,25 millones de euros. La actuación comprende la ejecución del emisario afluente a la estación depuradora, que recoge los vertidos de aguas residuales generados en la localidad de Turégano, la estación depuradora y el emisario que conduce el agua una vez depurada hasta el arroyo de Las Mulas.

“Después de un complejo proceso de tratamiento, el agua es conducida al cauce receptor con una calidad adecuada y acorde con los valores establecidos en la Directiva Europea 91/271 sobre el tratamiento de aguas residuales urbanas”, indicó Ruiz.

Además, la vicepresidenta primera presentó el convenio de colaboración entre la Sociedad Pública de Medio Ambiente de Castilla y León (Somacyl) y el Ayuntamiento de Turégano para la explotación, conservación y mantenimiento de la estación depuradora de aguas residuales del municipio por un periodo de 25 años.

La Sociedad Pública de Medio Ambiente es una entidad pública adscrita a la Consejería de Medio Ambiente y entre las actuaciones que constituyen su objeto social figura la realización de todo tipo de trabajos, obras, estudios, informes, proyectos, dirección de obras, consultorías, asistencias técnicas y servicios relacionados con la promoción, protección, conservación, regeneración o mejora del medio ambiente, en los ámbitos del medio natural, de la calidad ambiental y de las infraestructuras ambientales.

 

Plan de Calidad de las Aguas

Por otro lado, la consejera recordó que el II Plan Nacional de las Aguas de Castilla y León contempla una inversión de 1.055 millones de euros, de los cuales 712 serán financiados por la Junta de Castilla y León. La inversión prevista en la provincia de Segovia de ese Plan se cifra en 96,4 millones de euros, de los cuales 57,14 serán financiados por la Administración regional.

El protocolo suscrito entre el Ministerio de Medio Ambiente y la Junta de Castilla y León permitirá la ejecución de actuaciones de depuración y saneamiento en 290 núcleos de la provincia, que beneficiarán a una población de más de 150.000 habitantes equivalentes, con el objetivo de cumplir con la normativa comunitaria que establece que en el año 2015 todos los municipios deben depurar adecuadamente sus aguas.

Además, según afirmó María Jesús Ruiz, “el espíritu de colaboración y eficacia que ha inspirado la participación de la Junta de Castilla y León durante todo el proceso de negociación del II Plan Nacional de Calidad de las Aguas se concreta en que por parte de la Consejería de Medio Ambiente se entregarán al Ministerio de Medio Ambiente proyectos que se encuentran redactados o en redacción, cuya financiación ha sido por cuenta de la Administración regional, con el objetivo de que el Ministerio de Medio Ambiente cumpla los compromisos que se derivan del Protocolo”.

La vicepresidenta primera destacó que Cerezo del río Tirón, Villasana de Mena, Valdevimbre, Villada, Guijuelo, Ayllón, Santiuste de San Juan Bautista, Villanueva de Duero, o San Cristobal de Entreviñas, son algunos de los ejemplos de proyectos iniciados desde la Consejería de Medio Ambiente que se pondrán a disposición del Ministerio. “La inversión que se ha movilizado en la Comunidad desde principios de los años 90 en el ámbito de la depuración supera los 800 millones de euros. A partir de 2006, fecha en la que finalizó el periodo de actuación del I Plan Nacional de Calidad de las Aguas, la Junta de Castilla y León ha mantenido su esfuerzo inversor para prestar ayuda técnica y económica a las corporaciones locales”, apuntó.