Más de 330 jinetes procedentes de toda España participarán en Segovia en el Campeonato Nacional de Ponis que por tercer año consecutivo se celebra en el Centro Ecuestre de Castilla y León del 21 al 27 de junio próximos.

Según informó hoy la consejera de Agricultura y Ganadería de la Junta, Silvia Clemente, las instalaciones del Centro de Formación Agraria de Segovia acogerán la competición que es uno de los acontecimientos más importantes que se celebran en este centro, dependiente de la Junta.

Organizado por la Federación Hípica Española, la cita está entre las de mayor relevancia ya que es el de mayor participación, mayor duración, y el único que aglutina las tres disciplinas olímpicas y al que asiste un mayor número de público.

Los concursos empezarán a celebrarse el lunes 21 de junio con la toma de contacto de los participantes en la prueba de doma clásica y acabarán el domingo 27 de junio con la disputa de la tercera calificativa y la final individual de la disciplina de Salto de Obstáculos. Los participantes en esta competición hípica tienen edades comprendidas entre los 6 y los 16 años.

Durante los siete días de duración de este XXII Campeonato Nacional se entregarán un total de 24 medallas de oro, plata y bronce repartidas entre individuales y por equipos en cada una de las modalidades de competición. La disciplina en la que hay un mayor número de participantes es el Salto de Obstáculos en el que competirán un total de 266 jinetes y amazonas.

Relevancia económica

Para la consejera de Agricultura la cita permitirá dejar en la ciudad más de un millón de euros, gracias al gran número de acompañantes que atraen los participantes en el campeonato. En esta línea destacó no sólo la importancia deportiva y de la actividad ecuestre, sino también económica. “A pesar de la crisis, se mantiene el número y el nivel de participantes, lo que demuestra el alto interés que tienen en asistir a esta cita”, dijo.

También destacó el incremento del número de cabezas equinas que se ha registrado en la Comunidad de Castilla y León, y el alto nivel de las explotaciones dedicadas a la cría caballar.

Para Santiago de Gabriel, presidente de la Federación Nacional de Hípica, se ha duplicado el número de participantes desde que el Campeonato se fijó en Segovia, por lo que valoró su ubicación y la calidad de las instalaciones.

Los representantes de Castilla y León se elevan a 75 de modo que la región es la segunda comunidad en número de inscritos únicamente superada por la Comunidad de Madrid con 137 participantes. El equipo regional obtuvo durante la anterior edición 10 medallas, tres de oro, seis de plata y una de bronce, mejorando los logros del año 2008.

El alto número de inscritos en la XXII edición del Campeonato de España de Ponis y el alto seguimiento de esta prueba entre los aficionados a la hípica garantiza que las instalaciones del Centro Ecuestre de Castilla y León (CECYL) recibirán una alta afluencia de visitantes durante la semana que se celebra la competición.