El ARCH de las Canonjías avanza. Ahora le llega el turno a la calle Descalzas donde se llevarán a cabo los trabajos de reurbanización.

Antes de iniciar este proyecto, entre el 25 y el 28 de junio, se van a acometer obras menores para adecuar las acometidas de los inmuebles para, después poder soterrar el cableado. Teniendo en cuenta las dimensiones de la calle, esos días, de 8:00 a 19:00 horas será necesario prohibir el paso de vehículos.

Una vez que esté concluida esta intervención menor, el 2 de julio comenzarán los trabajos de reurbanización propiamente dichos. El proyecto incluye la sustitución de las redes de abastecimiento y saneamiento renovando las conducciones y construyendo dos pozos nuevos. Además se colocará una rejilla para recoger las aguas de lluvia que proceden del callejón que existe hacia la mitad de la calle Descalzas. También se ampliará la red de gas que en la actualidad no cubre toda la calle.

Se renovará la red de alumbrado público y se instalarán nuevas farolas modelo Villa, lámparas que cumplen con los nuevos parámetros lumínicos, que presentan un menor consumo y un aumento de su eficacia energética.

La calle quedará libre del cableado aéreo tanto de las redes municipales como de aquellas que pertenecen a las empresas suministradoras.

Por último las tapaderas de las nuevas arquetas quedarán integradas en el pavimento, firme que también va a cambiar. En la calzada se colocará adoquín y losa de granito, mientras que en las aceras se conservarán las losas de granito y el encintado, reutilizando todas las piezas que sean posibles.

De todos estos trabajos se ocupará la empresa Opyser S.L. El presupuesto alcanza los 69.000 euros y el plazo de ejecución es de tres meses por lo que hasta su finalización en el mes de octubre la calle Descalzas permanecerá cortada el tráfico.