El presidente electo, Marino Rajoy, ha asegurado que la voz española debe volver a ser respetada en Bruselas y dónde vayamos: “Dejaremos de ser un problema para volver a ser parte de la solución”.  “Esta responsabilidad lo exige todo de nosotros”. Estas eran algunas de las primeras palabras de Mariano Rajoy, ya como presidente electo. «Para todos aquellos que hoy no nos han votado: Estoy plenamente decidido a ser el presidente de todos, anteponiendo el interés general al particular” y “gobernaré al servicio de España y los españoles” porque, consideró ante los medios de comunicación, “nadie se tiene que sentir excluido”.

Rajoy ha hecho hincapié en que “estamos ante una hora decisiva de España” que va a marcar el futuro de los “próximos años y las próximas décadas” cuando se mide “el temple de los hombres y de los pueblos”.

“Sé lo que nos toca” porque vamos a Gobernar en una difícil coyuntura pero “vamos a darlo todo, y con todos”. Porque, matizó Rajpy “solo vamos a salir adelante si salimos todos juntos”. “Esta satisfacción no nos impide pensar en la tarea que hemos de abordar y el abordarla cuanto antes” porque, asegura, “vamos a hacer todo lo que esté en nuestras manos”. “Lo he dicho muchas veces y lo repito hoy, la nuestra es una gran nación pero incluso las grandes naciones a veces se olvida de lo que son y se dedican a cosas pequeñas, no quiero que esto vuelva a suceder”.

“El pueblo español se ha expresado alto y claro para un cambio en el que quiero contar con todos, y espero que confíen todos”, ha matizado Rajoy.