La caravana reivindicativa de SATSE Castilla y León llegó hoy a Segovia para denunciar el cierre de hasta cinco puntos de atención continuada en la provincia y una reducción del personal de enfermería, “que está viendo deterioradas también sus condiciones laborales”, por los recortes del Ejecutivo de Mariano Rajoy, lo que a su ver, “merca en la calidad de la asistencia que se presta en los centros hospitalarios y la reducción del personal enfermero”.

Tras pasar por lugares tan emblemáticos de la ciudad como el Acueducto segoviano, despertando el interés de cuantos pasaban por la zona, los diferentes vehículos se dirigieron hasta el Complejo Asistencial donde instalaron una mesa en la que recogieron sugerencias y quejas de los profesionales sanitarios y de los ciudadanos que serán entregadas mañana e al consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, coincidiendo con el final de la marcha en Valladolid.

SATSE denunció así los recortes que está sufriendo la plantilla del personal enfermero en provincias como la de Segovia, donde cesarán supervisoras en el Complejo Asistencial, lo que supondrá reestructuración del personal de enfermería que significará ajustes en la plantilla, según señalaron. Además, explicaron que no se está reponiendo al personal que se jubila, “lo que supone menos trabajo para enfermeras interinas y un aumento de las cargas de trabajo del resto de profesionales enfermeros”.

Para finalizar, consideraron que el recorte en personal con la eliminación de sustituciones, las reducciones de retribuciones de este personal y el cierre de plantas hospitalarias y de puntos de atención continuada y urgencias en la región, “ya están repercutiendo de forma negativa en la asistencia sanitaria y suponen un deterioro y un desmantelamiento progresivo del sistema regional público de salud”.

Imagen de un lector de Segoviaudaz.es