El barrio de la Judería de Segovia, se convertirá durante la mañana del domingo 7 julio, en un encierro improvisado para celebrar la festividad taurina de San Fermín. La iniciativa, ha sido impulsada por Francisco del Caño, presidente de la Asociación Plaza Mayor de Segovia, quien ha señalado que la idea de celebrar este evento, se remonta ocho años atrás, y que finalmente, se ha podido materializar. El encierro, con una estructura que intenta asemejarse a la de Pamplona, se constituye como “un homenaje al barrio de San Lorenzo”, conocido por su larga tradición en este tipo de festejos.

A las 10:00 horas de la mañana, comenzará el simulacro con toros de carretones, en tres encierros diferentes: el primero de ellos para mayores de edad, el segundo para mujeres, y el tercero infantil. Todos ellos finalizarán en la plaza del Corralillo del Rastrillo, ubicada en el propio barrio de la judería, tras la catedral de Segovia, lugar que servirá de plaza de toros improvisada en la que podrán darse unos “capotazos” a los toros ficticios.

‘Carbonero’, ‘Timbales’ y ‘Clarines’ serán los tres toros de la jornada, acompañados por el cabestro ‘Caberdo’; todos ellos aportados por la empresa ‘Tirotateiro’, especializada en la fabricación de este tipo de toros.

Toriles, capotes, una figura que representa la imagen de San Fermín, y hasta un apoderado, que será Javier Giráldez, concejal de Empleo y Tecnología del Ayuntamiento de Segovia; ocuparán las calles de la judería para celebrar por primera vez en la ciudad este festejo, al que Francisco del Caño ha querido animar a la participación por parte de todos los ciudadanos.