El 15% de las reparaciones de automóviles que se realizan en los talleres españoles se mueven en una horquilla de entre 1.200 y 3.000 euros. Y es que, a pesar de que los pasos por el taller han caído y los usuarios apuran al máximo el vehículo antes de llevarlo a reparar, lo cierto es que el número de valoraciones en torno al millón de las antiguas pesetas creció un 12% en este último año, según el estudio «El Coste de Reparar» elaborado por Audatex España, compañía especializada en soluciones y servicios de valoración de siniestros.

El 15% de las reparaciones de coche oscilan entre 1.200 y 3.000 euros

El informe -elaborado a partir del análisis de más de 4 millones de valoraciones de más de un millar de modelos de 63 marcas, lo que representa el 99% del mercado de turismos, todoterrenos y vehículos industriales- atribuye este incremento de las reparaciones “más caras” al mayor componente tecnológico que incorporan los últimos modelos, lo que ha encarecido su mantenimiento y mano de obra.

Así, el informe de Audatex muestra que las reparaciones entre los 3.000 y los 6.000 euros representan el 6% del total de las valoraciones que se practican en España, mientras que las que superan los 6.000 euros suponen el 3,6%. Las intervenciones en taller situadas en una horquilla de precios entre 6.000 y los 15.000 euros concentran tan solo el 1,6% de las reparaciones practicadas en nuestro país.

Las reparaciones más económicas pierden fuelle

Por el contrario, el estudio de Audatex pone de manifiesto cómo las reparaciones de menor coste van perdiendo fuelle ante las más caras, hasta el punto de que aquellas que se mueven por encima de los 600 euros aumentaron en un 8,7%, mientras que las inferiores a este importe se redujeron en un 1,8%.

En opinión de la firma de valoración, esta caída de las reparaciones “más económicas” puede responder a un cambio de tendencia hacia la contratación de seguros a todo riesgo con franquicia, así como a la ralentización de la siniestralidad leve, gracias a la entrada en vigor del carné por puntos, las políticas de concienciación de la DGT y al menor uso de los vehículos como solución de ahorro frente a la crisis.