Las plegarias han surtido efecto y la Patrona volverá a lucir con todo su esplendor. Según han podido confirmar Segoviaudaz.es, la Policía Nacional ha encontrado las joyas que fueron robadas de la Virgen de la Fuencisla el pasado viernes. Han sido halladas enterradas, en el paraje conocido como ‘El Molino de los Señores’, en la carretera de Arévalo, en las inmediaciones del Santuario. Así lo han asegurado miembros de la Junta Rectora del Santuario de la patrona de Segovia quienes no han ocultado su alegría ante este hallazgo.

La noticia también ha sido confirmada por la Subdelegación del Gobierno, la Policía Nacional ha recuperado la corona de la virgen de La Fuencisla y la corona y la bola del mundo del niño que porta la imagen en sus brazos, que se encuentran en perfecto estado, según aseguran.

Con ayuda de un equipo cinológico y perros rastreadores, los agentes localizaron las joyas escondidas en un paraje próximo al Santuario, junto al río Eresma. Al parecer los autores del robo habían escondido allí los objetos con el propósito de regresar posteriormente a recogerlos.

En estos momentos los elementos ultrajados ya se encuentras seguros, en las depedencias de la Comisaría Nacional, y según señalan desde la Subdelegación, la investigación continúa abierta por lo que podrían producirse detenciones en las próximas fechas.

La subdelegada del Gobierno, María Teresa Rodrigo Rojo, ha explicado que los delincuentes escondieron los objetos al pie de unos árboles ante la posibilidad de que hubieran sido observados por agentes que vigilaban la zona en la mañana del día del robo. De este mismo modo los autores debieron de abandonar la aureola de plata de la Virgen, de mayor peso y tamaño, que también sustrajeron, y que fue recuperada esa misma mañana.

La subdelegada agradeció la labor de la Policía y la rapidez en sus actuaciones, aunque advirtió de que las investigaciones continúan abiertas con el fin de proceder a la detención de los responsables del robo. “Confiamos en que en próximas fechas se puedan producir las detenciones”, añadió Rodrigo Rojo. Según las primeras investigaciones se maneja la posibilidad de que fueran cuatro las personas que pudieron intervenir en el ultraje.

Desde la Diócesis de Segovia, el obispo, Ángel Rubio, ha expresado su alegría por el hallazgo, y señaló que se ha detectado “un pequeño deterioro, pero es casi insignificante”. Ello no fue óbice para manifestar que en el Obispado estén “llenos de gozo y alegría”. “No podemos por más que felicitarnos, al igual que todos los segovianos, porque es como si se volviera a coronar la Virgen de nuevo”. También el responsable de Patrimonio, Miguel Ángel Barbado, calificó el hallazgo como una «excelente noticia». «Teníamos fe en que la Virgen nos devolvería las coronas «, explicó. Además apuntó que ahora se trabajará en la restauración del daño que se produjo a la imagen al fracturar la mano del Niño para arrebatarle el orbe que, aunque es madera, estaba pintado de dorado.