Agentes de la Guardia Civil de Segovia recuperaron hoy 400 metros de cable de cobre que habían sido robados horas antes en Adrada de Haza (Burgos).

Los agentes estaban realizando un control preventivo en la A-1, a la altura de la localidad segoviana de Santo Tomé del Puerto, cuando detectaron movimientos extraños. Observaron cómo un turismo, que circulaba en sentido hacia Madrid, se paró en plena autovía y sus dos ocupantes se bajaron y comenzaron a huir campo a través.

La Guardia Civil se dirigió al vehículo en el que encontró 400 metros de cable telefónico. Investigaciones posteriores han permitido conocer que el cable procede de un tendido telefónico que da servicio a la localidad burgalesa de Adrada de Haza, que fue objeto de un robo ayer mismo.

Los agentes no descartan detenciones en las próximas horas relacionadas con este hecho.