A partir del 20 de octubre los segovianos sólo podremos ver la televisión a través del sistema digital, atrás quedará la televisión analógica. Este cambio tecnológico obligará a los usuarios a introducir algunos cambios en sus receptores, por eso la Concejalía de Empleo, Desarrollo y Tecnología del Ayuntamiento de Segovia ha realizado campañas informativas y colaborado con determinados colectivos con el fin de facilitar el proceso de transición que se nos avecina.

Ahora, y ante la proximidad del apagón analógico, la Concejalía intensifica su campaña de información. Utilizando todos los medios a su alcance el Ayuntamiento recuerda a los ciudadanos que los receptores de televisión no funcionarán si previamente no se revisa y/o adapta la antena, y si no se incorpora un decodificador o receptor de TDT, en el caso de que el aparato no disponga de él.

Para que esta adaptación se realice con todas las garantías la Concejalía recuerda el teléfono de la Asociación Segoviana de Técnicos Instaladores de Telecomunicaciones, el 921 432 212, así como la relación de profesionales del sector homologados en Segovia.

Esta campaña está cofinanciada por la Junta de Castilla y León (a través de Fondos Europeos de Desarrollo Regional) y cuenta con la colaboración de la Federación Empresarial Segoviana (FES), la Agrupación Metalúrgica Empresarial Segoviana (AMES) y la Asociación Segoviana de Técnicos Instaladores de Telecomunicaciones (ASEITEL).

Con anterioridad, técnicos del Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos de Telecomunicaciones se convirtieron en voluntarios de TDT acudiendo, de forma altruista, a diversos hogares para instalar y ofrecer asistencia sobre la nueva televisión antes de que se produzca el apagón analógico; y entre mayo y junio de este año, el Ayuntamiento, a través del Círculo de las Artes y la Tecnología (CAT), repartió 1.000 decodificadores.

 

Beneficios de la Televisión Digital Terrestre (TDT)

La nueva tecnología incorpora muchas ventajas respecto a la televisión analógica. La señal que se recibe es de más calidad en imagen y sonido, permite ver más canales de televisión y disfrutar de servicios interactivos (siempre que el decodificador sea interactivo) como navegar por Internet, realizar trámites con las administraciones públicas o acceder a servicios de información y banca online, entre otras.

De todas formas, hay que tener en cuenta que desde el 20 de octubre la TDT será la nueva forma de emitir las señales de televisión y que adaptarse a ella será necesario si se quiere seguir viendo la programación de las distintas cadenas.