Masajes a domicilio en Segovia. Este es el producto que ofrece Drelim, una empresa de nueva creación que ya está teniendo éxito entre los segovianos. Surge de la necesidad de ofrecer algo de forma distinta, dinámica y novedosa. Es un proyecto destinado «a paliar esa pereza o imposibilidad del paciente a desplazarse ofreciendo todo tipo de terapias a domicilio» aunque también se pueden realizar en las instalaciones que tienen en Nueva Segovia. Su director, José Pablo Calle nos destaca las principales cuestiones sobre este servicio a domicilio.

– ¿Qué clase de servicios ofrecéis en Drelim?

Actualmente contamos con tres tipos de terapias diferenciadas como es el quiromasaje, drenaje linfático y el masaje senso-anímico. 

– ¿Cómo surge la idea de los masajes a domicilio?

La idea surge, sin duda, de buscar algo distinto para una ciudad bien surtida en centros de terapias y de observar las necesidades que se podrían paliar en nuestro entorno. Las prisas y la falta de tiempo son factores importantes que influyen directamente en nuestra salud, pensamos la posibilidad de facilitar el acceso a este tipo de terapias desplazándonos a los domicilios, de esta forma se consigue minimizar el tiempo y el esfuerzo para los clientes.

– ¿Ha habido buena acogida de este servicio?

Estamos empezando, como todo cuando empieza la cosa va despacio pero tenemos confianza en lo que hacemos, los clientes que han podido acceder a nuestros servicios han quedado muy satisfechos por la novedad y comodidad recibida. Añadido a nuestros servicios a domicilio contamos con la posibilidad de atender a nuestros clientes en un lugar acondicionado para ello en el barrio de Nueva Segovia.

– ¿Alguna vez habéis recibido llamadas de personas que han confundido este servicio de masajes a domicilio?

De momento no, la web es lo suficientemente clara y concisa como para no dejar abierta ninguna otra posibilidad.

– ¿Cuánto cuesta este servicio de masajes?

Si hablamos de quiromasaje o masaje senso-anímico nos movemos en los 30€, el único que excede algo el precio es el drenaje linfático. Cada terapia dura un tiempo aproximado de 50 minutos y todo el material necesario lo llevamos nosotros. ¡Únicamente necesitamos una toalla!

– ¿En que consisten los otros dos servicios: Drenaje Linfático y el masaje sensoanímico?

Es un tratamiento bastante extendido en Europa, correctamente indicado el drenaje linfático (según en método Vodder) es una masaje no doloroso que trata de facilitar el movimiento de la linfa por nuestro organismo; dicho de otro modo, reduce las inflamaciones (edemas), ayudando también a nuestro sistema inmunitario.

Respecto al masaje senso-anímico habría que decir que muchos de nosotros conocemos la situación en donde un problema personal o emocional nos ha traido consecuencias físicas (normalmente en espalda aunque no necesariamente). Es un tratamiento de reciente implantación que mezcla conceptos occidentales de otras terapias con aspectos de la cultura oriental. Se trata todo lo relacionado con lo emocional, lo irracional e inconsciente.

– ¿Cuáles son sus beneficios?

Dependiendo en que patologías el drenaje linfático consigue disminuir zonas inflamadas o edematosas eficazmente, postoperatorios y muy utilizado también en estética como tratamiento complementario ideal. Respecto al masaje senso-anímico, además de obtener una relajación profunda en estados de salud normales, actúa positivamente en problemas relacionados con la parte emocional de la persona como pueda ser extres, ansiedad, insomnio o depresión… siempre como tratamiento integrado no aislado e independiente.

– ¿Qué clase de clientes acuden o llaman para pedir sus servicios?

Tenemos clientes no “expertos” en terapias de este tipo como personas que normalmente cuidan su cuerpo con las terapias manuales y han descubierto la ventaja de la terapia a domicilio. Predomina un rango de edad entre los 30 y los 50 años.

– ¿Cuáles son las claves para tener una espalda perfecta y evitar lesiones en el futuro?

Es algo muy importante saber como y qué movimientos son contraproducentes para nosotros. Sigamos una rutina de posturas ergonómicas familiarizándonos con ellas e incluyéndolas en nuestra vida diaria, entonces notaremos que disminuye en mucho nuestros problemas de espalda. 

Hay que tener en cuenta que la espalda, como el resto del organismo forma parte de un conjunto. Esto quiere decir que los tratamientos deben ser integrales desde un punto de vista bio-psico-social; un delicado equilibrio entre la parte física, su entorno y las emociones desarrolladas por el paciente. Deberíamos tener una buena higiene postural: esas posturas al sentarse que a la larga provocan dolores, esa forma de agacharnos que podríamos modificar para no forzar la espalda y si se puede un poco de deporte son la mejor terapia que podemos dar a nuestro cuerpo.

– ¿Cuáles son los defectos más frecuentes que realizan las personas?

Los más frecuentes son: Levantar peso o cogerlo inadecuadamente, agacharse sin doblar las rodillas, trabajos o ejercicios repetitivos y costumbres mal adoptadas.

– ¿Los segovianos tienen unas buenas espaldas? 

Lo que recomendaría a los segovianos es que no vivieran con dolor en la espalda, el cuello, etc como “algo normal”. Cuando descubren este tipo de terapias manuales muchos clientes encuentran un estado de bienestar que antes no tenían e incluso no llegaban a imaginarlo, con lo cual insistimos en idea y el motivo por el que estamos trabajando: «Cuando alguien aprende algo valioso que le beneficiará, tiene la obligación moral de compartirlo con los demás»