Los sindicatos de la Enseñanza -CSI-F, STECyL, Anpe, FETE-UGT y FE-CCOO, aseguraron hoy que tienen “razones suficientes” para convocar la huelga del sector el día 22 de mayo e hicieron un llamamiento a toda la comunidad educativa para que se sume a esta jornada de paro contra las medidas de ajuste del gasto en educación presentadas por el Gobierno de España y la Junta de Castilla y León.

Así lo señala el manifiesto pactado por los sindicatos que conforman la Plataforma en defensa de la educación pública. En el que se pide al Ejecutivo autonómico que abra vías de diálogo para que la aplicación del Decreto Ley 14%2012, de 20 de abril, de medidas urgentes de racionalización del gasto público en el ámbito educativo no suponga este “brutal recorte”.

Por ello, se ha hecho un llamamiento también a toda la comunidad universitaria para que se sumen también a las acciones del día 22, que concluirán con una manifestación por la tarde que, además, cuenta con el apoyo de la Federación Autonómica de Asociaciones de Estudiantes (Fadae).

Entre las razones que argumentan los sindicatos de la Enseñanza para convocar esta huelga, se explica en el comunicado conjunto que “este brutal recorte” supondrá “un retroceso histórico” que llevará a la masificación de las aulas, al tiempo que se califica de “indignante” que se presente como normal que no se sustituya a un profesor durante las primeras semanas de baja laboral.

Además, aseguran que la no implantación de los ciclos de Formación Profesional actualizados de 2.000 horas “representa un gran paso atrás” en la calidad del sistema y se pierde “la mejor opción” de adaptar la FP a las necesidades del mercado laboral. También tachan de “extremadamente grave” el deterioro en las condiciones laborales de los docentes que repercutirá “gravemente en la calidad y equidad de la enseñanza”.

Por ello, consideran necesario que se financie adecuadamente la enseñanza pública en la región y “protegerla de los recortes presupuestarios y de la mala gestión de la crisis económica”. Por ello, insisten en pedir a los profesionales de todas las enseñanzas que la secunden “masivamente” para mostrar “el descontento y el rechazo de los recortes en la educación pública que se pretenden imponer desde el Gobierno central”.