La Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León confirmó la sentencia de la Audiencia Provincial de Segovia que condenó a un hombre como autor de un delito de lesiones a la pena de seis años de prisión y a pagar una indemnización a la víctima en las cantidades de 5.328 euros por las lesiones y 40.000 euros por las secuelas, ya que perdió la visión de un ojo.

Los hechos tuvieron lugar en la madrugada del día 13 de octubre de 2017, en el Paseo del Salón, de Segovia, cerca de la parada del autobús, donde el condenado y unos amigos coincidieron con una persona con la que había tenido problemas en el pasado, que también estaba con unos amigos. Entre ambos grupos se produjo una trifulca, comenzaron a empujarse y a darse voces. El acusado le propinó a la víctima un fuerte puñetazo en el ojo derecho, lo que provocó que cayera al suelo, quedando desorientado.

Sus amigos llamaron a la Policía que se personó en el lugar de los hechos. El agredido fue trasladado en una ambulancia al hospital. Según la sentencia de la Audiencia de Segovia, sus lesiones tardaron en curar un total de 108 días, de los cuales fueron un día de perjuicio particular grave, 83 días de perjuicio moderado y 24 días de perjuicio básico. La principal secuela fue la pérdida de visión de un ojo, con manifestaciones hiperestéticas o hipoestéticas periorbitarias, así como trastornos neuróticos y secuelas derivadas del estrés postraumático de carácter moderado.

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León desestimó el recurso de apelación interpuesto por el acusado contra la sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Segovia, en fecha 27 de Febrero de 2020, que confirma en todos sus puntos y impone las costas al apelante. Contra esta sentencia cabe recurso de casación por infracción de ley y por quebrantamiento de forma, que podrán prepararse en la Sala dentro para su interposición ante el Tribunal Supremo,