El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) dictó la ejecución provisional de la sentencia que condena al Ayuntamiento de Segovia a pagar la cantidad de 1.200.000 euros aproximadamente por la ocupación de hecho en 1993 de unos terrenos ubicados en las confluencias de la calle Soldado Español y la Avenida Padre Claret.

El Ayuntamiento de Segovia podría verse obligado a pagar dicha cantidad si la inmobiliaria demandante, Paseo Nuevo S.L, aporta el aval bancario que haría frente a la devolución en el caso de que el Tribunal Supremo (TS) acepte el recurso presentado por el Consistorio de la capital segoviana meses atrás y cuya resolución se prolongará cuatro o cinco años, según explicó hoy el alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes.

“Nos vemos obligados a pagar las malas gestiones de gobierno anteriores”, subrayó hoy Arahuetes durante la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno Local para recordar que el Gobierno del PP de Ramón Escobar ocupó la parcela de 1.918,40 metros por la vía de hecho en vez de expropiarla o llegar a un acuerdo.

El regidor municipal lamentó el “quebranto económico” que supondrá la sentencia para las arcas municipales y esperó que se revoque la sentencia por el TS reduciendo las costas hasta los 190.000 euros propuestos por el Ayuntamiento de Segovia. El auto supondría un ahorro de más de 3 millones de euros respecto a lo solicitado por la empresa denunciante, que fijaba una cantidad total de 4.645.000 euros más los intereses desde el día 4 de diciembre de 2007.