Navidad, Papá Noel, Los Reyes Magos, compras, niños, juguetes… En estas fechas es cuando las compras de juguetes se disparán por todo lo alto, los pequeños de casa piden a los Reyes Magos y a Papá Noel un cargamento de juguetes para jugar con ellos durante todo el año, pero… ¿qué piensas de los precios de los juguetes? ¿no crees que se han disparado por lo alto?

Según un reciente estudio de FACUA-Consumidores en Acción, tras la comparación entre seis grandes superficies comerciales españolas sobre los precios de 140 juguetes de distintos fabricantes, ha establecido que tres de cada cuatro juguetes han subido el precio este año.

Los establecimientos incluidos en el estudio son Alcampo, Carrefour, El Corte Inglés, Eroski, Hipercor y Toys’R’Us. La gran parte de los juguetes tienen precios casi idénticos entre los distintas superficies. La asociación recomienda comparar los precios en todo tipo de establecimientos, tanto en grandes superficies como pequeños y medianos comercios.

Según el estudio, el 62% de los juguetes analizados presentan diferencias que no superan el 2% entre el precio más caro y el más barato. Sólo un 6% de los productos muestra una oscilación superior al 10% en los establecimientos encuestados.

El año pasado se analizaron 71 juguetes, de los cuales 53 han subido el precio estas Navidades, 2 se han mantenido igual y 16 han bajado de precio

Asimismo, FACUA demanda a las administraciones central y autonómica que incrementen los controles sobre las importaciones en las aduanas y las ventas en los establecimientos comerciales para evitar la entrada o retirar el máximo posible de juguetes que no cumplan con los estándares de calidad europeos.

¿Qué nos recomienda FACUA?

FACUA recomienda a los consumidores que no se dejen llevar por los anuncios que más capten la atención de los niños como único elemento a la hora de elegir los juguetes. Es importante seleccionar juguetes que puedan fomentar la creatividad y el juego en grupo, además de rechazar aquéllos cuya publicidad o presentación fomenten la violencia o el sexismo.

En cuanto a las precauciones, no deben comprarse juguetes recomendados para edades superiores a las del niño o cuyo etiquetado carezca de instrucciones o advertencias de seguridad en castellano.