Un total de 1.113 niños de los 1.115 que nacieron durante el año 2012 en Segovia fueron sometidos a la prueba del talón para la detección precoz de enfermedades congénitas que realiza la Junta de Castilla y León, a través de la Consejería de Sanidad.

El programa de detección precoz de enfermedades congénitas persigue averiguar en los primeros días de la vida del bebé si existen alteraciones metabólicas (hipotiroidismo y fenilcetonuria) o genéticas (fibrosis quística e hiperplasia suprarrenal congénita), mediante la determinación de diversos parámetros en muestras de sangre. Para ello se realiza entre las 48 y 72 horas de vida del niño la conocida como ‘prueba del talón’, que consiste en una punción en el talón de los neonatos.

Los resultados obtenidos permitieron detectar dos casos de hipotiroidismo. Además, se distribuyeron 1.265 pruebas metabólicas a las Maternidades y Centros de Salud. 

Durante los años comprendidos entre 2007 y 2012 el número de niños nacidos en la provincia ha alcanzado la cifra de 7.438. En ese periodo, gracias a las ‘pruebas de talón’, se detectaron de forma precoz cuatro casos de hipotiroidismo congénito, un caso de fenilcetonuria y un caso de fibrosis quística.

El programa de detección precoz y atención integral de la hipoacusia infantil comprueba la calidad de audición del recién nacido y permite encontrar posibles alteraciones que pudieran dejar secuelas importantes en el futuro. Se realiza normalmente antes de que el neonato abandone el hospital y siempre antes de que cumpla 15 días. De los 1.115 recién nacidos el año pasado en Segovia, se realizó esta prueba a 1.101 niños, sin detectarse ningún caso de hipoacusia. Además, se distribuyeron 1.000 dípticos informativos en las maternidades para que los propios padres tengan información sobre cómo vigilar la audición de su hijo durante su desarrollo.

 

Información sobre embarazo y lactancia

La Consejería de Sanidad también desarrolla campañas informativas dirigidas a las mujeres embarazadas sobre todos aquellos factores de salud y riesgo que hay que tener en cuenta durante la gestación, el parto, el puerperio y, finalmente, el nacimiento del niño. El año pasado en la provincia se distribuyeron en los centros de salud 390 ejemplares del libro ‘La salud desde el principio’; en las consultas de Obstetricia y Ginecología, se repartieron 996 ejemplares de la ‘Cartilla de la Embarazada’; y, finalmente, se distribuyeron 1.000 ejemplares del ‘Documento de salud infantil’, en las maternidades.

Por otro lado, el programa de promoción y apoyo a la lactancia materna distribuyó, durante 2012, material divulgativo en los Centros de Salud y Maternidad del Hospital General con el objetivo de transmitir a las madres confianza sobre su capacidad para alimentar de forma natural a su hijo, así como facilitar la primera toma en el paritorio o en los primeros treinta minutos de la vida del niño. Para informar a las madres, en Segovia, se repartieron un total de 525 guías y para los profesionales, 75 guías. Además, como todos los años, en 2012, el Servicio Territorial de Sanidad de la Junta en Segovia colaboró en la difusión, organización y desarrollo de la Semana Mundial de la Lactancia Materna junto a otros grupos de apoyo y a UNICEF.