El titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Segovia ha imputado formalmente de la comisión de un presunto delito societario a todos los miembros del consejo de administración de Caja Segovia participantes en la reunión del 17 de julio de 2012, cuando se aprobó la solicitud de un préstamo de 6,8 destinado a garantizar el pago de deuda tributaria de Navicoas Asturias.

Según informa el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL), entre bienes hipotecados en garantía del préstamo se encontraba el Torreón de Lozoya, propiedad de la entidad bancaria y uno de los símbolos del patrimonio artístico de la ciudad.

El importe del préstamo, según el TSJCyL, se destinó a garantizar el pago de la deuda con Navicoas Asturias S.L., en virtud de acta de inspección con acuerdo incoado por la Agencia Tributaria en julio de 2012. El depósito lo constituyó Caja Segovia a favor de la Agencia Tributaria ante la negativa de Bankia a asumir esa responsabilidad como derivada del contrato de integración y la posibilidad de que a Caja Segovia le fuera exigida responsabilidad al amparo del artículo 43 de la LGT como administrador de hecho o de derecho de Navicoas Asturias S.L.

Caja Segovia participaba en un 50 por ciento de la entidad Navicoas Asturias a través de la entidad Sociedad Inversiones y Desarrollos 2069 Madrid S.L., sociedad participada en un 100 por 100 por Caja Segovia. La entidad Navicoas Asturias, cuando se incoa el acta de inspección con acuerdo por la Agencia Tributaria, ya estaba declarada en situación concursal en virtud de un auto dictado en noviembre de 2011 por el Juzgado de lo Mercantil nº 11 de Madrid.

El Juzgado considera que el consejo de administración de Caja Segovia, al concertar el préstamo con garantía hipotecaria a los fines mencionados, lo hizo sin una base legal sólida y “en grave perjuicio económico de la entidad Caja Segovia”. Además, considera que el Consejo de Administración no actuó de la mejor de las formas a la hora de velar por los intereses de la Caja, de sus socios y de sus depositarios, porque por un lado se endeudó ( a través del préstamo hipotecario ) para solventar la deuda tributaria de una empresa participada que ya estaba declarada en concurso de acreedores, “sin que la Agencia Tributaria hubiera dirigido responsabilidad subsidiaria alguna frente a Caja Segovia; y por otro, no está en modo claro que de esa deuda, si es que se debía responder, no tuviera que hacerlo el Banco Financiero y de Ahorro o Bankia, en vez de tenerlo que hacer Caja Segovia”.

El juez de Instrucción nº 5 de Segovia ha dictado este auto tras las diligencias penales previas que se incoaron en virtud de escrito-denuncia presentado por diez exconsejeros del consejo de administración de Caja Segovia, por presuntos delitos de falsedad documental y societario, contra el ex director general y el expresidente de aquella entidad. La declaración de los imputados está prevista para el próximo 5 de febrero.

Sin embargo, los miembros imputados del consejo de Administración de Caja Segovia aseguraron que aún no han recibido la notificación del auto del Juzgado de Instrucción número 5 de Segovia, según informaron a Ical fuentes próximas al caso.