El temporal de frío y nieve que ha vivido Castilla y León en las últimas horas ha obligado a cerrar el puerto de montaña de Pesadas de Burgos, y a utilizar cadenas en otros puntos de la provincia burgalesa, León y Palencia, así como a extremar la precaución en varias carreteras de Segovia.

Según informa la Dirección General de Tráfico, se recomienda precaución para transitar por los puertos de La Paramera, Menga y Villatoro (los tres en Ávila), Foncebadón y Navacerrada (ambos en Segovia). Además, la circulación es difícil en Villafranca Montes de Oca (Burgos), Cervera de Pisuerga (Palencia) y Riofrío de Riaza (Segovia).

La Agencia de Protección Civil y Consumo de la Junta de Castilla y León ha alertado también de la aparición de fenómenos meteorológicos adversos, en concreto, nevadas y temperaturas mínimas para los próximos días en las provincias de Burgos, León, Palencia, Segovia y Soria, sobre la base de la información propia de la Agencia de Protección Civil y Consumo, y de la Estatal de Meteorología.

En concreto, en Segovia se llegará a los ocho grados bajo cero entre las 4 y las 11 horas de los días 8 y 9 de marzo y en lo que se refiere al estado de las carreteras es necesario extremar la precaución por la presencia de nieve en la A-1 en Cerezo de Abajo.

Por su parte, la niebla condiciona el tránsito de vehículos en la N-VI en El Espinar y en la CL-601 en Valsaín.

 

Otra vez el ‘cole’ se ve afectado

La nieve y el hielo provocaron que 340 niños de las provincias de Burgos, León, Palencia y Segovia se quedaran hoy sin clase, según los datos recogidos por la Consejería de Educación a las 12 horas. En concreto, las incidencias meteorológicas afectaron a 16 centros, y en concreto,  en Segovia no fueron al colegio 14 niños que asisten a los colegios de Ayllón y Riaza.