Un centenar de personas participaron hoy en la manifestación convocada en Segovia por los sindicatos CCOO y UGT con motivo del Día Internacional por el Trabajo Decente. La marcha partió pasadas las ocho de la tarde desde el edificio de Sindicatos, en el barrio de San Millán, y se dirigió hacia la sede de la Subdelegación del Gobierno, pasando por el Azoguejo y la Plaza Mayor, donde se unieron más personas a la marcha.

Enarbolando banderas de las centrales sindicales y con pancartas con lemas como ‘Por un trabajo digno’, la marcha estuvo encabezada por los líderes provinciales de las dos plataformas sindicales. Ignacio Velasco, secretario provincial de CCOO, expresó su preocupación por la progresiva reducción de los salarios. Dijo que en Segovia hay 4.500 hogares en el que todos sus miembros están desempleados, en un momento en que el 90 por ciento de los contratos que se firman son temporales.

Velasco criticó también a la Subdelegación del Gobierno por haber obligado a modificar la trayectoria de la marcha, alegando “motivos de seguridad en caso de que se produzca una emergencia y tengan que pasar Bomberos o una ambulancia”.

 

Unas 2000 personas en CyL

Más de 2.000 personas exigieron en Castilla y León un trabajo digno en el Día Internacional por el Trabajo Decente en el que estuvo muy presente el suceso de la presa de Castrovido, que costó ayer la vida a cuatro operarios y dos resultaron heridos, y que sirvió de pie para que los sindicatos reclamaron el cumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

Valladolid fue la ciudad elegida por los secretarios regionales de CCOO y UGT, Ángel Hernández y Agustín Prieto, para encabezar la marcha. Allí se congregaron más de medio millar de personas, donde también se reiteró al Gobierno que suprima la reforma laboral aprobada en 2010 y se aprovechó para criticar su actuación durante el último año, con diferentes reformas que “atentan contra los derechos de los trabajadores y afectan al Estado del Bienestar”, según esgrimió Hernández. En la Plaza Mayor se guardó un minuto de silencio por las cuatro muertes de Castrovido.

También en Palencia la cifra de protestantes fue de alrededor de 500 personas en una marcha que se prolongó por espacio de tres cuartos de hora partiendo el grueso de la manifestación desde el Parque del Salón para recorrer buena parte de la anexa calle Mayor hasta las puertas del Ayuntamiento. Una vez en la plaza Mayor, se procedió a la lectura de un manifiesto por parte Rafael San Cristóbal (CCOO) y José Luis García Antolín (UGT), que dio un repaso a los motivos que han llevado a las organizaciones sindicales a movilizarse.

Después intervinieron los secretarios provinciales de UGT y CCOO, Francisco Javier Gómez Caloca y Luis González, respectivamente. Los sindicatos convocantes denunciaron que las instituciones de la UE y los gobiernos nacionales han eliminado de sus objetivos la recuperación del crecimiento de las economías y la promoción del empleo.

En Ávila, unas 200 personas respondieron a la llamada de los sindicatos para manifestarse por un trabajo decente. Tras guardar también un minuto de silencio por los compañeros fallecidos recientemente, los manifestantes se dirigieron hacia la Subdelegación del Gobierno y, desde allí, hasta el Mercado Chico, donde se también se leyó un manifiesto consensuado por las centrales sindicales, aunque con la particularidad de la provincia de Ávila, que los últimos datos del paro situaron a la cabeza de la Comunidad en incremento de desempleados, con más de 15.000 personas sin trabajo, unas 8.000 más que hace cuatro años, cuando se alcanzó el pleno empleo masculino, mientras que otras 6.000 personas no cobran prestación alguna.