Los toreros segovianos se volcaron este sábado con los niños y organizaron varias actividades para incentivar la afición taurina entre los más jóvenes. Con algunas clases magistrales y con un partido de fútbol sala, se puso en marcha una iniciativa que acabará el próximo Día de Reyes con el reparto de más de cien capotes par los más pequeños.

En total fueron más de 200 las personas que asistieron anoche al polideportivo de Sepúlveda para presenciar el partido de fútbol-sala que enfrentó a toreros y banderilleros.

El organizador del evento, el novillero Víctor Barrio, hará llegar a sus Majestades de Oriente el dinero recaudado, para que lo conviertan en capotes de torero para los más pequeños.

Para Barrio «ha sido una experiencia magnífica. Nosotros nos hemos divertido mucho jugando entre compañeros, pero con lo que más hemos disfrutado ha sido cuando, en el tiempo de descanso, más de 50 niños han invadido el campo para jugar al toro con los carretones y capotes que adornaban el pabellón».

No quisieron perderse esta cita los toreros Morenito de Aranda, Miguel Martín, Pedro Vicente Roldán, Alberto Zayas, Roberto Martín «Jarocho», Víctor Pérez, Alberto Román y Pablo Atienza.

La nota negativa del encuentro fue la ausencia de algunos de los matadores de toros que habían asegurado su presencia, como Miguel Abellán, Leandro o Esaú Fernández.

El partido, en el que los toreros vencieron a los banderilleros por siete goles (cuatro marcados por Víctor Barrio y el resto por Pedro Vicente Roldán, Morenito de Aranda y Pablo Atienza) a tres (Alberto Zayas, Alberto Román y Vicente Pérez), resultó de lo más entretenido para los asistentes que llenaban el polideportivo.

El evento contó con numerosos colaboradores como el Ayuntamiento de Sepúlveda, el Club Polideportivo de Sepúlveda, Asociación Cultural Arco de la Villa, Asociación Cultural Taurina Amigos de Víctor Barrio, Gráfica Interco y Restaurante Villa de Sepúlveda. Muchos fueron también los particulares que ayudaron para que todo saliese a la perfección. «Estoy muy agradecido por la acogida que ha tenido la iniciativa, tanto por parte de mis compañeros como por la gente que ha ayudado a organizarlo y, sobre todo, por parte de los sepulvedanos, que han respondido asistiendo en masa» declaró el novillero segoviano. «Tengo ganas de que llegue el día 5 para ver la cara que ponen los niños cuando abran sus regalos. Si reflejan la ilusión que he visto hoy en la de muchos de ellos, habrá merecido la pena» añadió Víctor Barrio.