Estudiantes del First Certificate in English (FCE), que realizaron su examen el pasado 8 de junio, han denunciado que la institución británica ha perdido los exámenes que realizaron aquel día, a excepción de la parte oral de la prueba, que se realizó una semana antes que el resto de las partes que componen el total del examen.

Una de las afectadas por la situación, ha apuntado que las notas debían estar disponibles el pasado 19 de julio, y ante la demora, se puso en contacto con el Colegio Británico, donde la confirmaron que las notas saldrían próximamente, pero ‘ellos ya sabían que habían perdido los exámenes’. Cuando la pasada semana, se confirmó la pérdida de las pruebas, no se ofreció la alternativa de la devolución del dinero, por lo que las opciones expuestas por la institución británica, no aportaban ninguna ventaja a los perjudicados.

La alumna, ha apuntado que en su caso el examen estaba muy bien hecho, y que entre los alumnos que se presentaban a la convocatoria, había uno cuyo trabajo de ATS en Inglaterra, dependía de la obtención del First Certificate.

El British Council, se puso en contacto con todos los alumnos que se presentaron al examen, ofreciéndoles tres alternativas posibles, tal y como ha hecho saber el departamento de comunicación a Segoviaudaz.es. Estas alternativas, son la devolución completa importe ingresado por los alumnos para la realización de las pruebas (189 euros), la posibilidad de presentarse a una nueva convocatoria de examen en el próximo 22 de agosto, conservando la nota de la prueba oral, o presentarse al examen en la convocatoria que ellos deseen, hasta julio de 2014, de forma gratuita.

La prueba del 22 de agosto, en un principio iba a ser realizada en Madrid, pero la oposición de los alumnos a desplazarse a la capital, ha hecho que finalmente, adecue una sala en Segovia, que probablemente sea el Hotel Puerta de Segovia, aunque esta información, aún está por conformar por parte del Colegio Británico.

Desde departamento de comunicación del British Council en Madrid, han confirmado que esta información es verídica añadiendo que todos los exámenes salieron de la oficina correctamente y que no saben qué ha podido pasar. En cualquier caso, desde la oficina del Instituto en Madrid, se ha hecho todo lo posible por beneficiar a los alumnos afectados por tal incidente.