En los meses de verano, la Fundación Caja Rural y el Centro Ecuestre La Huella, proponen una actividad deportiva y lúdica dirigida a todos los públicos a partir de 12 años : tres paseos a caballo por el entorno natural de la provincia de Segovia. Las dos primeras citas, el domingo, 2 de junio y el sábado 6 de julio, darán comienzo a las diez de la mañana en el Centro Ecuestre La Huella, situado en el municipio segoviano de La Losa y recorrerán la “Ruta del Berrocal”, un paseo sorprendente en la que cruzarán el berrocal de Ortigosa del Monte. “Es un bosque tranquilo repleto de fresnos, encinas y praderas entre las que encontramos enormes bolos de piedra con las más diversas formas. No es difícil avistar en el recorrido al águila imperial, que tiene esta privilegiada zona como su territorio de caza”, comenta la propietaria del Centro.

En el pasado, el lugar fue utilizado como cantera debido a la ingente cantidad de piedra que de él se podía extraer para trabajar, por lo que también encontraremos rocas cortadas y talladas, que han sido moldeadas a conciencia y que se abandonaron allí. También cabe resaltar de este precioso lugar, que sobre todo, en las estaciones más húmedas, merece la pena visitarlo a caballo, ya que se forman humedales naturales que son difíciles de cruzar a pié, pero muy gratificante hacerlo a caballo.

La última de las rutas, tendrá lugar el domingo 4 de agosto a las diez de la noche, con la peculiaridad y el encanto de ser un “Paseo de luna llena a caballo”. La ruta que recorrerá el grupo es “el Mirador de la Mujer Muerta”. Un paseo que transcurre por lo que se conoce en los alrededores como “las cuatro calles”. Desde un mirador natural se disfruta la vista de todo el entorno, con la particularidad de que desde él, mirando a la derecha,  se observa el paisaje de montaña de la “Mujer Muerta”, de la Sierra de Guadarrama y de las poblaciones que bajo ella se asientan, Otero de Herreros, Ortigosa del Monte, La Losa, Navas de Riofrío, Revenga y Segovia, así como el Palacio de Riofrío; y si se mira a la izquierda el paisaje cambia por completo y la vista se alarga por la extensa llanura castellana. Además en este paseo también podemos ver la Ermita de San Pedro de La Losa, en la actualidad desacralizada.

Todos los paseos son aptos para todos los públicos y de baja dificultad. La duración aproximada de los recorridos es de 1 hora a caballo más el tiempo de tutoría previa e incluye ruta guiada con monitores especializados. Las inscripciones pueden realizarse en cualquier oficina de caja rural y el precio es de trece euros para socios o clientes de la entidad y quince euros para no socios.