La Agrupación de Comerciantes Segovianos (ACS), a través de la Confederación de Comercio de Castilla y León, va a poner en marcha una nueva fase del  ‘Proyecto Formativo dirigido a la mejora de la calidad’.

 

Los objetivos de implantación de la Norma UNE 175001-1 son:

-Mejorar la calidad del servicio prestado a los clientes

-Mejorar la gestión en los establecimientos comerciales

-Mejorar la imagen de los establecimientos comerciales ante sus clientes

-Mejorar las competencias profesionales

-Profesionalizar la gestión en los establecimientos, potenciando el desarrollo de los recursos humanos

-Proporcionar a los clientes una garantía de calidad del servicio que va a percibir

-Diferenciar a los establecimientos que adopten esta especificación por medio de la calidad del servicio

 

Las ventajas que presenta este proyecto son:

Con la implantación de esta norma UNE175001-1 de Calidad de Servicio para Pequeño Comercio, las empresas obtienen la certificación que valida y autentifica su compromiso y profesionalidad en la atención de sus clientes y pone de manifiesto al cliente y al proveedor que tiene ante sí a auténticos profesionales.

De cara a los clientes, este proyecto aventaja a los usuarios en la muestra de la preocupación de su establecimiento con la Calidad de Atención al Cliente, mejorando la imagen de los establecimientos comerciales ante el cliente. Se trata de una garantía para el cliente del servicio que van a percibir, al ser otorgado por una entidad independiente y ajena al comercio para dar una imagen de confianza al consumidor.

Para el establecimiento, este proyecto también presenta ventajas como: la introducción racionada de los procesos de venta y mejora de la gestión, facilidad de mejora continua ya que profesionaliza la gestión de los establecimientos haciendo especial hincapié en el desarrollo de los recursos humanos. Supone una ventaja competitiva a la empresa frente a su competencia e incentiva su desarrollo. El mayor beneficio de esta diferenciación lo obtienen en los primeros establecimientos en conseguir la certificación, ya que una vez que la internalice el cliente la exigirá como un requisito previo a la compra.

Para los proveedores, se da una facilidad de acceso a nuevos proveedores. Este reconocimiento garantiza al proveedor que el servicio prestado en el establecimiento aporta un valor añadido a la imagen de marca del producto que se trate, teniendo como fases: planificación, organización y programación del proyecto; sensibilización de los establecimientos; implantación de la Norma UNE de Calidad para el Pequeño Comercio; Certificación de los establecimientos comerciales (Empresa AENOR) y divulgación.