La Gerencia de Atención Primaria de la Junta de Castilla y León quiere dar continuidad a las jornadas de educación sanitaria que comenzaron el pasado año. Tras la buena aceptación de las jornadas «Respirando Salud», ahora desde la Gerencia de Atención Primaria invitan a las mujeres mayores de 65 años a prevenir la osteoporosis.

Bajo el titulo ‘Cuida tus huesos’ estas jornadas tienen como finalidad principal ofrecer información para la prevención de las fracturas osteoporóticas. La osteoporosis es un trastorno esquelético que provoca un aumento de la fragilidad de los huesos, y en consecuencia, un mayor riesgo de fracturas, que se producen de forma espontánea o, tras traumatismos mínimos. Este trastorno afecta principalmente a mujeres postmenopáusicas a partir de los 50 años. Así, según los datos aportados por la Organización Mundial de la Salud, se estima que un 30% de las mujeres de raza blanca mayores de 50 años tienen osteoporosis, porcentaje que se incrementa cuando la edad de la mujer supera los 70 años.

Por este motivo, los profesionales sanitarios de distintos centros de salud, tanto de la capital como de la provincia evalúan, del 8 al 11 de octubre, el riesgo que tienen las mujeres de sufrir una fractura y ofrecen información sobre las medidas de prevención y del tratamiento no farmacológico recomendado que ayuda a evitar la progresión de los síntomas y contribuye a mejorar la calidad de vida de las mujeres. Además, en aquellos casos en los que el profesional sanitario lo considere oportuno, podrá realizar una densitometría por ultrasonidos del calcáneo (talón), una técnica sencilla que permite evaluar el estado de los huesos.

La primera de las jornadas se celebrará este lunes 8 de octubre en el Centro de Salud Segovia III, en el barrio de San Lorenzo; el 9 de octubre llega al Centro de Salud de Cantalejo; el 10 estará en el Centro de Salud de Nava de la Asunción y el 11 las jornadas terminan en el Centro de Salud Segovia I, en el antiguo ambulatorio. Todas jornadas se celebrarán de 9.00 a 14.00 horas con la participación de los diferentes profesionales sanitarios de cada uno de los Centros de Salud.

La importancia de este programa viene dada según los datos aportados por la Organización Mundial de la Salud en que a partir de los 50 años, una mujer de raza blanca tiene aproximadamente un 40% de posibilidades de sufrir una fractura osteoporótica. Las zonas donde se producen fisuras con más frecuencia son la muñeca, las vértebras y la cadera. Esta última es la que presenta consecuencias más graves en cuanto a complicaciones, deterioro de la calidad de vida y mortalidad. Además, cuando una persona ha tenido ya alguna fractura, tiene un riesgo muy elevado de sufrir otra, de ahí la importancia de la prevención que promueve esta iniciativa, que se celebra en colaboración con los laboratorios farmacéuticos Almirall y Pfizer.