El portavoz del grupo parlamentario socialista, Óscar López, mantuvo este viernes una reunión en Riaza (Segovia) con miembros del AMPA del Centro de Educación Agrupada (CRA) para recoger las inquietudes de los padres y madres del municipio segoviano cuyos hijos, conforme a las previsiones de la Junta de Castilla y León, deberán desplazarse a partir del próximo curso al municipio de Ayllón, sito a 20 kilómetros, para continuar sus estudios. En declaraciones a Ical, López mostró su rechazo a esta medida, recordando que “sólo favoreciendo el empleo y la dotación de servicios en el medio rural” los pueblos de Castilla y León tendrán futuro. A su parecer, “los recortes en el ámbito rural” están siendo “brutales”, y con la decisión de suprimir los cursos del primer ciclo de la ESO en los colegios de Infantil y Primaria de la región, confirmada por el director general de Política Educativa Escolar de la Junta, Fernando Sánchez-Pascuala, se plantea “un nuevo problema” para los residentes en los municipios de Castilla y León

 

En Riaza, un municipio que aumentó desde 1998 hasta la actualidad en un 66%, pasando de 1661 a 2516 habitantes, López recogió este viernes las preocupaciones del presidente del AMPA del CRA, Pablo Martín. Acompañado de la portavoz municipal del PSOE, Andrea Rico, el parlamentario socialista insistió en “el importante retroceso” que esta medida supone para el municipio, cada vez con más necesidades educativas debido al aumento de su población y que, a su vez, espera la construcción de un centro que permita que los últimos cursos de ESO se efectúen dentro de la localidad. “Un compromiso de la Junta que sigue sin fecha”, denunció. Por todo ello, explicó a Ical López, a los veinte estudiantes de los últimos cursos que ya se desplazaban a Ayllón, desde el próximo curso, habrá que sumarles cuarenta nuevos alumnos, sumando en total sesenta los menores que deberán desplazarse diariamente.

 

La noticia de la supresión de los primeros cursos ha propiciado el inicio de movilizaciones en Riaza, la última el pasado 18 de marzo cuando más de 300 personas se concentraron contra la supresión de la ESO en Riaza. “El PSOE trabajará para impedirlo no sólo en Riaza, en todos los municipios afectados en Castilla y León”, aseguró López. En este sentido, a través de un comunicado, los socialistas recuerdan que ya han registrado una Proposición No de Ley (PNL), que se sumará a otras que se registrarán próximamente para exigir que se inicie un proceso real de diálogo con las familias afectadas por la decisión de la Junta de Castilla y León de eliminar el Primer Ciclo de la Educación Secundaria Obligatoria a partir del próximo curso 2013-2014 así como “no tomar ninguna decisión sobre la eliminación de los grupos de Primero y Segundo de la ESO en estos centros educativos que no esté respaldada por las familias afectadas”.