El secretario autonómico del PSOE, Óscar López, se mostró rotundo al afirmar que no será candidato en el Congreso que elegirá al nuevo secretario general del PSOE, en sustitución de José Luis Rodríguez Zapatero, porque “su proyecto e ilusión” está en Castilla y León. Así lo señaló López durante una entrevista en el programa ‘En días como hoy’ de RNE, conducida por Juan Ramón Lucas, donde repasó diversos asuntos de actualidad.

“No, ninguna, no se puede ser más contundente”, afirmó el líder de la oposición en Castilla y León al ser preguntado sobre si tenía alguna intención de concurrir como candidato a la Secretaría General del partido, tal y como apuntan algunas encuestas. “No todo el mundo tiene que aspirar a todo”, indicó, para añadir que “cada uno tiene su recorrido” y desde luego, el suyo, remarcó, está en Castilla y León, informa ICal.

“Estoy ilusionado en el proyecto de llevar el cambio a Castilla y León después de casi 30 años de gobierno de la derecha”, incidió, para señalar que tiene “ganas” de seguir trabajando en esta Comunidad “para llevar el cambio” que desean “cientos de miles de progresistas de Castilla y León” que tienen ganas de ver un gobierno del PSOE. López recordó que ha pasado tiempos difíciles en la Comunidad porque asumió su cargo en octubre de 2008 “cuando comenzó la crisis”.

Este fue uno de los argumentos esgrimidos por Óscar López como justificación a las últimas derrotas pero también echó mano de la autocrítica y recordó que “hay errores propios, aciertos de otros y contextos generales”, entre otros. “No ha llegado el cambio pero sigo involucrado e ilusionado con conseguir un cambio y me dejaré todo lo que tengo en ello”, reiteró.

Además, se refirió a la situación del partido en Zamora, donde hay constituida una gestora, como al de León, donde todavía no se ha construido. En ambas provincias y en toda la Comunidad, afirmó, hay “mucha fuerza, ilusión y ganas de traer el cambio a Castilla y León”. También hizo referencia a que en esta Comunidad el porcentaje de votos ha sido superior en estos comicios a la del conjunto nacional.

No obstante, señaló que la izquierda siempre hace uso de la autocrítica en sus resultados electorales, como los “malos” del pasado domingo, que abrirán la puerta a un Congreso de los socialistas donde, dijo, habrá que esperar a ver los candidatos pero valoró a Alfredo Pérez Rubalcaba como un candidato “perfectamente capacitado” para dirigir el partido. “Es una persona con trayectoria, prestigio, reconocimiento y visión de España”, resumió. “Es tan miope quien culpa solo a la crisis del resultado como quien no entiende que la crisis tiene peso en el mismo”, consideró.