La filial española de Ontex Peninsular S.A.U., afincada en Valverde del Majano, ha recibido el reconocimiento por parte de la Dirección General de la Mujer como ‘entidad colaboradora en igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres’, lo que le permite utilizar a partir de ahora el logotipo “Óptima Castilla y León” que simboliza este reconocimiento con carácter honorífico.

El Boletín Oficial de Castilla y León ha hecho pública en su edición de hoy la resolución por la que se reconoce a cinco empresas de la Comunidad Autónoma con este distintivo, con el fin de valorar la labor de las empresas comprometidas con la igualdad reoportunidades y de incentivar la puesta en práctica de políticas de acción positiva en las organizaciones.

La empresa Ontex Peninsular S.A.U., de Valverde del Majano, es filial del Ontex Internacional Group, grupo multinacional belga dedicado a la fabricación de una amplia gama de productos higiénicos desechables.

Para obtener la distinción, las cinco empresas se han sometido a una auditoría externa que certifica que, tras realizar un diagnóstico sobre la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres en la empresa, han diseñado planes de igualdad e implantado medidas significativas para mejorar las condiciones laborales de las mujeres.

El Programa Óptima fue creado en el año 2001 con el objetivo de involucrar a las empresas de Castilla y León en el impulso de las acciones positivas y medidas para favorecer la igualdad de género en el ámbito laboral. Los pasos que contempla el programa son, en primer lugar, el asesoramiento técnico a las empresas para hacer un diagnóstico sobre su situación en relación con la igualdad de oportunidades. A partir de ese diagnóstico se elabora un Plan de Acción Positiva con el objetivo de fomentar la presencia de mujeres en la empresa y facilitar su promoción, mejorar sus condiciones laborales e incorporar las acciones positivas como práctica.

Entre las diferentes medidas que se incorporan al Plan de Acción Positiva, del que se realizan evaluaciones periódicas para comprobar la eficacia de su implantación, figuran la sensibilización del personal y el cambio de actitudes, el aumento del número de trabajadoras, la diversificación de las ocupaciones, el equilibrio de responsabilidades, la creación de las condiciones para que las mujeres puedan demostrar sus capacidades o el ajuste de los horarios a sus necesidades

La vigencia del reconocimiento concedido está, en todo caso, condicionada a que la entidad distinguida mantenga una práctica continuada a favor de la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres. Anualmente, la empresa deberá acreditar ante la Dirección General de la Mujer de la Junta de Castilla y León que continúa realizando acciones dirigidas a la igualdad.