‘Octubre puede ser mortal para muchos ayuntamientos de Segovia y de España’. Con estas palabras, Pedro Arahuetes, alcalde de Segovia ha manifestado su preocupación por la medida del Gobierno de no ingresar a los ayuntamientos, que no hayan presentado su liquidación fiscal de 2010, lo correspondiente tras la recaudación de impuestos del ejercicio 2010.

El primer edil segoviano y presidente de la comisión de Hacienda de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Pedro Arahuetes, ha señalado que muchos de los ayuntamientos de Segovia que no han presentado sus liquidaciones, 105 en total, podrían verse obligados a ‘cerrar sus puertas’ sino reciben el 30% del presupuesto de los ayuntamientos que es otorgado por el Gobierno de España.

Asímismo, ha señalado que el director general del Ministerio, les ha comunicado la flexibilidad para que los ayuntamientos  entreguen sus liquidaciones durante este mes de septiembre, aunque sea fuera de plazo, para tener sus entregas a cuenta; aunque ha hecho especial hincapié en la responsabilidad que deben tener los ayuntamientos. «No entiendo cómo un ayuntamiento no liquida sus cuentas», ha manifestado.

En relación a esto, Arahuetes ha cuestionado el papel de las Diputaciones, por la falta de apoyo que estas han demostrado, en su opinión, a los ayuntamientos segovianos que no han liquidado sus cuentas. «Seguramente no lo han hecho por falta de recursos técnicos o humanos y aquí tiene que estar el asesoramiento y ayuda de las Diputaciones», ha apostillado


«La FEMP se opuso a estas medidas»

«Esto es uno de los resultados de la Ley de Economía Sostenible aprobada este año», ha señalado desde el puesto que ocupa Arahuetes desde la FEMP quienes, apostillaba se opusieron a la aprobación de esa Ley. El presidente de la comisión de Hacienda  de FEMP, señala que las enmiendas que llevaron a cabo para que desapareciera fueron ignoradas.

«Vimos que esta medida iba a ser un problema para los ayuntamientos», de los que decían que no estaban preparados para liquidar sus cuentas a día de 31 de marzo. Como alternativa, FEMP propuso que antes de tomar esta medida se convocara a la Comisión Nacional de Administración Local, para estudiar los diferentes casos de los ayuntamientos. «A quien se negara a presentar sus cuentas, sí hay que sancionar, pero no a quien no puede por cuestiones técnicas o humanas», ha señalado

 

“Una vez más el PP y el PSOE han ninguneado a los ayuntamientos”

Arahuetes ha manifestado que la medida tomada por los dos partidos mayoritarios es una medida que afectará a los ayuntamientos y que es una medida que se ha tomado sin consultarles. “Una vez más se toma una decisión que afecta a una administración pública sin consultar a esa administración”, ha señalado.

El primer edil de Segovia ha señalado su respeto por la amplia representatividad que ambos partidos tienen en el Parlamento pero ha añadido que esa representatividad no la tienen los ayuntamientos. “Hay tres administraciones públicas: el Gobierno de España, las Comunidades Autónomas y los ayuntamientos. Cuando una cuestión del Parlamento afecta a los ayuntamientos, lo mínimo que podían haber hecho es dirigirse a la Federación Española de Municios y Provincias, FEMP y haber consultado esa reforma constitucional, y sus consecuencias.

Arahuetes ha criticado que se trate igual a todos los ayuntamientos de España y ha calificado de “medida discriminatoria que invade la autonomía municipal y el trato igualitario”, la próxima reforma constitucional. En este sentido, ha puesto como ejemplo al Ayuntamiento de Ávila, que según palabras de Arahuetes tiene una deuda de 50 millones de euros, con el de Segovia, que tiene uno de 25 millones. ”A partir de ahora somos iguales, no podemos endeudarnos, pero ellos ya tienen el doble que yo y ahora nos van a a tratar igual”, ha señalado.