Las obras de acondicionamiento de las vías públicas continua este mes de agosto. Ahora le toca el turno a la calle Gobernador Llasera situada en pleno recinto histórico.

Los trabajos afectarán tanto a la calzada como a la acera, una intervención total que obligará a prohibir el tráfico por esta estrecha calle. La cuadrilla municipal de obras levantará el pavimento con la intención de eliminar los desniveles que existen en el firme, tanto en el de adoquín como en de las losas de granito.

Las obras se prolongarán desde el miércoles 21 de agosto hasta el domingo 25 de este mes. El lunes la calle se abrirá de nuevo al tráfico. Durante estos cinco días de obras, como medidas alternativas de tráfico, se invertirá el sentido actual de circulación de la calle Arias Dávila a la que se podrá entrar desde la Plazuela de San Martín en dirección a la Plaza de los Huertos. Además, el eje formado por la calle Ildefonso Rodríguez, Plaza de la Reina doña Juana y calle Domingo de Soto será de doble sentido de circulación. Lo mismo ocurrirá con la calle del Seminario para así posibilitar el acceso y la salida de los conductores procedentes de la Plaza de los Espejos.

Por último, se facilitará el paso de vehículos de los garajes situados en la zona afectada por estas obras necesarias para mejorar la accesibilidad.