No ha sido fácil pero lo ha logrado. El atleta sevillano David Mora, afincado desde hace siete años en Segovia, culminó esta calurosa mañana de domingo su reto: correr durante 24 horas en las pistas de atletismo Antonio Pietro de la Ciudad Deportiva de La Albuera con la finalidad de recaudar alimentos y productos para el economato social ‘Virgen de la Fuencisla’ en una novedosa iniciativa promovida por Cáritas Segovia y el club Segosala.

Agotado pero contento, Mora contó con una compañía muy especial en su última vuelta sobre la pista, la de su mujer y su hija, lo que seguro le ha dado ánimos para afrontar los últimos retos de una aventura que comenzó el sábado, a las once de la mañana, bajo un sol de justicia y una temperatura que ya entonces superaba los 25 grados.

Pero no era el calor lo que más temía David Mora, acostumbrado a las altas temperaturas andaluzas. Lo más difícil de superar era “el hándicap psicológico de estar dando vueltas durante 24 horas en el mismo sitio”. Tampoco la noche iba a ser fácil porque era el momento más propicio para que le venciera el sueño y el cansancio acumulado.

A pesar de todas las dificultades, incluido el amago de calambres que sufrió el tarde de ayer según confirmó su mujer, Mora consiguió su meta.

También satisfacción en Cáritas por los resultados obtenidos. “La respuesta de la gente ha sido muy positiva”, señaló Begoña Tardón. Se han recaudado nueve palés de comida con destino al economato social ‘Virgen de la Fuencisla’.

Tras el éxito de la iniciativa, Cáritas se muestra “abiertos a todas las iniciativas para recaudar fondos, productos y sensibilizar a la sociedad de la situación actual”.