Las obras que están ocupando la zona de San Quirce y la mitad de la Plaza de San Nicolás comienzan su segunda fase en su objetivo de renovar las redes de abastecimiento, saneamiento y alumbrado público. Los vehículos que descienden por el Callejón de Hércules hacia la Plaza Capuchinos ya pueden circular por Yza Guidelli hacia Doctor Velasco desde hace unos días; aunque esta vez, será necesario cortar el tráfico a lo largo de la Calle San Quirce.

Por tanto los vehículos que bajen por la Calle San Nicolás girarán a la derecha hacia la Plaza de San Nicolás y saldrán por la Calle Malconsejo. Este corte de tráfico, que comenzará el lunes a las 16:00 horas, se estima que se prolongará hasta Semana Santa.

Estas calles, eje de comunicación interior del recinto Amurallado entre San Agustín y Doctor Velasco, llevan tiempo sufriendo problemas en el estado del pavimento, compuesto de emborrillado, ya que este material no es capaz de aguantar la densidad de tráfico de la calle, presentando así numerosos y continuos baches.

A esto se ha venido sumando durante los dos últimos años una serie de averías en la red de agua potable que discurre por la zona. Todas esas necesidades son las que han motivado la actuación integral que ahora comienza.

 

Capuchinos Alta

Por otro lado, para finalizar con la primera fase de la obra, en el encuentro de la Plaza Capuchinos con la Calle Capuchinos Alta, será necesario cortar el tráfico a partir del miércoles, 12 de enero.

Se estima que estas obras tengan una duración de unas tres semanas, durante los cuales, los vehículos que bajen hacia la Calle Yza Guidelli desde la Plaza Capuchinos tendrán que desviarse necesariamente por la calle Maria Zambrano.

Únicamente se permitirá el paso a los vehículos que tengan garajes en la Calle Yza Guidelli, teniendo que acceder a ellos desde la Calle Doctor Velasco.