Un total de 264 familias de Segovia solicitaron en 2009 préstamos de sillas de seguridad infantil para vehículos a través del programa ‘El niño también viaja seguro’, una iniciativa de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades en colaboración con la Dirección General de Tráfico. Desde 2003 hasta el 31 de diciembre de 2009 se han realizado 38.292 préstamos en toda la Comunidad Autónoma. Este progrma, promovido por la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, pretende concienciar de la importancia de los sistemas de retención para los más pequeños en el automóvil.

La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades invirtió el pasado año 113.472 euros en este programa, incluyendo subvenciones a la entidad colaboradora  FEAPS de Castilla y León, adquisición de material de repuesto e impresión de material divulgativo y educativo.

FEAPS Castilla y León es la encargada de  la entrega de las sillas y de la documentación, así como de la limpieza y el almacenamiento a través de sus  asociados, uno en cada capital de provincia. Todos los padres o tutores que quieran hacer uso de este servicio en Segovia pueden solicitarlo en el departamento territorial de Familia de la Junta, ubicado en la Plaza Doctor Laguna de la capital.

 

Entrega de material educativo para los padres

El programa ‘El niño también viaja seguro’ pretende concienciar a los padres de la importancia de los sistemas de seguridad en el vehículo. Por este motivo, además de las sillas, se hace entrega a los padres de material educativo sobre la utilización de este tipo de dispositivos. Como demuestran todos los estudios estadísticos, los niños son los pasajeros más vulnerables en un coche, por lo que es fundamental que viajen en sillas de seguridad adaptadas a su peso y talla. Con las medidas adecuadas se evitarían tres de cada cuatro fallecimientos de menores en accidentes de tráfico y el 90% de las heridas.

 

Además te multarán si no eres precavido

En este sentido, la Ley de Seguridad Vial fija que el uso de cinturones de seguridad u otros sistemas de retención homologados correctamente abrochados es obligatorio para el conductor y los pasajeros, tanto en vías urbanas como interurbanas. El incumplimiento de esta norma está tipificado como infracción grave, sancionado con multa de 150 euros.

Además, el sistema de permiso por puntos prevé que conducir sin utilizar el cinturón de seguridad o transportar a un menor sin que utilice un sistema de retención infantil llevará a la pérdida de tres puntos.