El Ayuntamiento está desarrollando una campaña de sensibilización para fomentar el respeto hacia los animales entre los escolares y para el buen uso de la ciudad entre los propietarios de las mascotas.

La campaña conjunta de las concejalías de Medio Ambiente y de Servicios Sociales tiene como finalidad que los segovianos conozcan el contenido de la Ordenanza Municipal Reguladora de Tenencia y Protección de los Animales Domésticos, en vigor desde 2006, y que los dueños o futuros dueños de mascotas tengan claro tanto las necesidades de sus animales como sus obligaciones como propietarios de perros y gatos.

El respeto a los demás y a los espacios públicos es fundamental, por eso una informadora está recorriendo los parques y jardines de la ciudad recordando a los propietarios de los perros que de ellos depende, en buena medida, que esos espacios estén limpios. Ellos son quienes deben retirar los excrementos de la vía pública, incluidos los evacuatorios caninos.

Ejemplo de un comportamiento cívico y responsable es el de Rosa Mª Rubio Lázaro quien, a pesar de su ceguera, siempre lleva bolsas para recoger los excrementos de su perro guía, Lucy. Con ella se encontraban la concejala de Medio Ambiente, Paloma Maroto, y la informadora de la campaña durante uno de los itinerarios por la ciudad, rutas que incluyen los parques del Reloj, la Plaza Tirso de Molina y del Pirulí en Nueva Segovia, los Altos de Chamberí, la arboleda de San José y el Parque de la Dehesa, la Plaza de la Merced, el Jardín Miguel Delibes, El Paseo del Salón o el Jardín de Fromkes en el Casco Histórico, la Plaza de Santa Eulalia y de José Zorrilla, el parque del Cementerio y el jardín frente al Mercado de La Albuera y el Jardín de las Delicias, la calle Jerónimo de Aliaga y la Alameda de San Lorenzo, entre otros espacios públicos.

Señalar que la Concejalía de Medio Ambiente tiene 11 pequeñas áreas de evacuatorios caninos distribuidos por la ciudad, espacios de los que los dueños de los perros deben retirar los excrementos de sus mascotas.

Además de recordar sus obligaciones, la informadora de esta campaña de sensibilización distribuye material divulgativo, la publicación «Me llamo Eisntein» ideada por la consultoría ambiental GEA S. COOP., así como 500 paquetes de 50 bolsas para la recogida de excrementos.