La Administración General del Estado (AGE) está impulsando en Segovia el plan de austeridad puesto en marcha por el Gobierno de España. Éste fue uno de los asuntos que ha tratadao esta mañana en la Comisión de Asistencia a la Subdelegada del Gobierno, en la que se ha analizado la actividad de la AGE en la provincia a lo largo del segundo trimestre de este año.

Entre las medidas puestas en marcha, se encuentra la reducción del uso del papel, “se imprime menos y se utilizan más los medios telemáticos, se recicla y se imprime por las dos caras”, explicó la subdelegada. Además, se utilizan bombillas de bajo consumo; se apagan los aparatos eléctricos cuando no se utilizan; se usa de forma racional la luz; y se reduce el gasto de combustible de los vehículos, “para lo que las videoconferencias están teniendo un papel fundamental”, argumentó.

La subdelegada explicó que, “en cualquier caso, estas medidas estaban ya incorporadas en el trabajo de la Subdelegación y sus unidades, aunque ahora se realiza un control más exhaustivo de su uso”. De este modo, recordó que en el año pasado supusieron un ahorro en la Subdelegación superior a los 21.000 euros, “con gestos tan sencillos como evitar mandar faxes y sustituirlos por correos electrónicos; la presentación de solicitudes de los empleados públicos (vacaciones, permisos…) por la vía telemática, en lugar de en papel; o la adaptación de la jornada laboral a la luz solar”.

En lo que al segundo trimestre del año se refiere, puso como ejemplo que todos los departamentos de la AGE utilizan el tipo de letra ‘Spranq eco sans’, que supone, en el caso de necesitar imprimir un documento, un ahorro de tinta de un 20 por ciento.

También citó casos como el de la Inspección de Trabajo, que, con la sustitución de la caldera de gas, ha incrementado el aprovechamiento del gasóleo del 60 por ciento anterior al 93 por ciento actual. También cambió el contador del agua, lo que está permitiendo ahorrar un 40 por ciento en su consumo.

El Instituto Nacional de la Seguridad Social (Inss) y la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) ha logrado un ahorro de electricidad del 41 por ciento y del 21 por ciento en gasóleo.