suspendido concierto fiestas de Segovia

La Guardia Civil y la Policía Nacional han registrado 14 denuncias por sumisión química en Castilla y León en lo que va de mes de agosto, todas ellas con resultado negativo tras los análisis.

La alarma social generada con este tema, contrasta con los resultados obtenidos en los análisis realizados a las personas denunciantes. Reflejando un resultado negativo en sustancias, en el 100% de los casos.

En torno a este tema, la delegada del Gobierno en la comunidad, Virginia Barcones, señalaba que prefieren atender a cien casos por sospecha de sumisión química, pese a que den resultado negativo, a que hay un solo caso que pudiera ser positivo. Además, señaló que su objetivo es «que la ciudadania, en especial las mujeres, se sientan seguras cuando van de fiesta».

¿Verdad o alarma?

Por su parte, la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, reconoció que el nuevo fenómeno de la sumisión química ha suscitado una «alarma social», sobre todo con los pinchazos que tienen lugar en las fiestas. 

A pesar de ello, «Hay que seguir con la coordinación entre las administraciones e insistir en la prevención y el refuerzo de las medidas de seguridad para evitar que se produzcan estos casos de sumisión».

Por otro lado, la presidenta de la FMRP, Ángeles Armisén, como organizadora de eventos en pueblos y ciudades, aseguró que es importante tener pautas claras de autoprotección y seguridad para evitar este tipo de situaciones que pueden llevar a la comisión de delitos sexuales.

Además, Armisén quiso agradecer a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad el trabajo llevado a cabo en Castilla y León, en las grandes aglomeraciones y fiestas patronales que tienen lugar en estas fechas.