Los alumnos de primero de Bachillerato del colegio Maristas de Segovia dedicarán la tarde del jueves 22 de diciembre a ofrecer solidaridad y compañía a aquellos que más lo necesitan en estas fechas. Junto a un grupo de profesores del centro segoviano, los alumnos y alumnas llevarán a cabo una serie de visitas por toda la ciudad acercándose a diferentes colectivos para demostrar que otra Navidad, y otro mundo, es posible.

Tras la recogida de alimentos, material escolar y productos de higiene que han llevado a cabo, un grupo de los Maristas realizarán una visita a la residencia de los hermanos de la Cruz Blanca para entregar parte de lo recogido a los que allí viven. Además compartirán con ellos ‘un trocito de sus vidas’ celebrando un taller de globoflexia. A su vez, otro de los grupos se desplazará a la residencia de ancianos de las Hermanitas de los Pobres donde felicitarán la Navidad a los ancianos cantando villancicos.

Otro de los actos programados repartirá por toda la ciudad de Segovia diferentes productos navideños a las familias que no están pasando por un buen momento. Una lista facilitada por Cáritas de la parroquia de San Millán hará que los alumnos y alumnas visiten los hogares de estas personas con el objetivo de hacerles pasar la mejor Navidad posible.

Otro grupo se acercará con comida hasta el banco de alimentos del barrio de San Lorenzo donde, con un grupo de voluntarios confeccionarán, más de cien bolsas de comida que entregarán a distintas familias de Segovia y la provincia.

Para finalizar, el grupo enviará parte de lo recogido a la Parroquia de San Eutropio de El Espinar que mandarán un contenedor de alimentos a Benin, en África.